30 oct 2020

Ir a contenido

SENTENCIA EN TEL-AVIV

Un juez israelí da la razón a los médicos y ordena amputar la mano a una niña enferma de cáncer

La madre se oponía al tratamiento y consideraba que su hija se curaría con ayuno y oración

EFE / Jerusalén

Un tribunal de Tel-Aviv, en Israel, ha ordenado este lunes a los médicos amputar la mano a una niña de 13 años que padece cáncer contra el deseo expreso de su madre, que considera que "está mejor muerta" que sin la extremidad. La sentencia, difundida por la edición digital del diario Yediot Aharonot, da la razón a los médicos y les permite aplicar el tratamiento que consideran urgente y que supone amputarle la mano en la que menor tiene un tumor maligno extendido.

La madre de la pequeña, huérfana de padre, se niega a autorizar la operación y considera que el único tratamiento que necesita su hija es el ayuno y la oración. El juez Yehoram Shaked ha dictaminado que "ningún padre tiene derecho a llevar a cabo o impedir acciones que puedan provocar la muerte de sus hijos". "Salvaguardar la vida está por encima de cualquier otro asunto", ha añadido en la sentencia.

Hace tres meses, el Ministerio de Asuntos Sociales israelí solicitó al Tribunal de Familia del Distrito de Tel-Aviv que autorizase la operación después de que los médicos de la niña advirtieran de que, con total seguridad, la paciente moriría si no era intervenida. Los servicios sociales consideran a la madre una persona "terca" que se niega a colaborar con el personal médico que atiende a su hija.