REFORMAS EN LA ISLA COMUNISTA

El trabajo por cuenta propia se abre paso en Cuba

Los primeros de 500.000 funcionarios empiezan ya a peder su empleo

Unos cerrajeros trabajan en su negocio, el pasado día 1 de octubre, en La Habana.

Unos cerrajeros trabajan en su negocio, el pasado día 1 de octubre, en La Habana. / EFE

2
Se lee en minutos
HUGO L. SÁNCHEZ / La Habana

Cuba ha empezado a despenalizar este mes de octubre el trabajo privado. Los cubanos ya no tendrán que seguir escondiéndose para ganarse la vida como pueden y quieren, y no como dicta el Estado. Junto a ello, el empeño por el bienestar individual y no el único permitido —el de la redención de las masas—, va dejando de ser el más inmundo y aborrecible de los pecados ideológicos.

El trabajo privado o sercuentapropista(en el diccionario criollo), es uno de los elementos, junto al despido y el pago de impuestos, de la más importante reforma económica emprendida por el presidente Raúl Castro. En un plazo de tres años, un millón de trabajadores públicos quedará desempleado para ser absorbido en un 93% por la iniciativa privada.

Para el nuevo escenario económico, término oficial de la reforma, el Gobierno guarda todavía algunos ases bajo la manga. Uno de ellos consiste en permitir que los cubanos puedan salir a buscar empleo en otros países y no por ello sean tildados de traidores, o lo que el humor nacional llamatraidólares. Otro de los ases se basa en permitir la entrada de capital en el país para apoyar la iniciativa privada.

DIVISIÓN CIUDADANA / En sentido general, la ciudadanía se divide entre quienes aplauden la liberación del trabajo privado, porque lo ven como una continuidad del proceso iniciado por Raúl Castro cuando entregó tierras en usufructo, y quienes creen que son reformas aplicadas a regañadientes, como ocurrió en los 90 para sobrevivir a la caída del Muro de Berlín. De las 210.000 personas que se inscribieron en los más de 100 oficios privados aceptados entonces, solo lograron sobrevivir algo menos de 143.000 (el 68%).

«Nuevos ricos» fue la expresión empleada por el expresidente Fidel Castro cuando se refería a estos autónomos. Hace seis años, él mismo canceló la expedición de licencias para 40 empleos por cuenta propia. Estos días, el diario Granmallama a los cubanos a «alejarse de aquellas concepciones que condenaron el trabajo por cuenta propia casi a la extinción y a estigmatizar a quienes decidieron sumarse a él, legalmente, en la década de los 90».

Noticias relacionadas

Desde este mes, empezarán a quedarse sin empleo 500.000 personas. A los afectados se les darán varias opciones (agricultura, policía, construcción, enseñanza). El primer mes de su despido cobrarán el 60% del salario.

Antes, quienes quedaban «disponibles» podían incluso seguir recibiendo su salario íntegro. Después se consideró la incorporación al estudio como una forma de empleo y llegó también la jubilación anticipada. Ahora esto es agua pasada. Al final del proceso de despidos, habrán quedado en la calle el 25% de los actuales empleados estatales.