el proceso más largo de portugal

Condenados seis pederastas de la Casa Pía de Lisboa

Un exembajador y un famoso presentador, entre los castigados con penas de cárcel

Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
LISBOA

El proceso judicial más largo y polémico de la historia de Portugal -abierto por los abusos sexuales de menores internados en el orfanato estatal Casa Pía de Lisboa- ya tiene desenlace. El tribunal ha impuesto penas que van desde los 5 a los 18 años de cárcel a seis acusados y ha absuelto a la única mujer imputada.

La investigación se abrió en el 2002, cuando una cadena de televisión y un semanario dieron cuenta de los abusos sexuales de menores del orfanato por parte de pederastas adinerados. El caso conmocionó a la sociedad portuguesa al poner en tela de juicio la labor de una de las instituciones más tradicionales de la beneficencia pública.

La condena más alta -18 años de cárcel- ha sido impuesta al chófer y antiguo alumno de la Casa Pía, Carlos Silvino, el arrepentido que aportó todas las revelaciones del caso. Se da la circunstancia de que él, que ahora tiene 53 años, también fue víctima de abusos cuando, de niño, ingresó en el orfanato. El tribunal considera probado que ha cometido más de 600 delitos de naturaleza sexual, incluida la colaboración para que otros los cometieran.

Noticias relacionadas

UN ROSTRO MUY POPULAR / Carlos Cruz es, con una condena de siete años de cárcel por seis delitos de abuso sexual con adolescentes, el más conocido por haber sido presentador en varias cadenas de televisión portuguesas.

La misma pena de siete años ha recibido el médico de la institución, Ferreira Diniz, por haber abusado de 18 menores. El exdiplomático Jorge Rito ha sido condenado a seis años y ocho meses de cárcel y uno de los miembros de la administración de Casa Pía, Manuel Abrantes, a cinco años y nueve meses. Por último, el tribunal ha impuesto seis años y dos meses de prisión al abogado Hugo Marçal.