CONFUSO INCIDENTE EN IRÁN

Teherán niega un intento de atentado contra Ahmadineyad

El régimen iraní atribuye a un petardo una explosión al paso del convoy presidencial

Guardaespaldas de Ahmadineyad se agitan nerviosamente tras oír la explosión al paso de la caravana.

Guardaespaldas de Ahmadineyad se agitan nerviosamente tras oír la explosión al paso de la caravana. / reuters

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / Teherán

Una gran explosión generó ayer un enorme sobresalto en la comitiva motorizada en la que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, viajaba por las calles de la ciudad occidental de Hamadán. Mientras varias cadenas de televisión árabes y hasta fuentes de la misma oficina del jefe del Estado confirmaban que la deflagración había sido originada por una granada, fuentes oficiales intentaron cortar de raíz los rumores de intento de magnicidio contra el presidente y aseguraron que lo que estalló fue un petardo artesanal encendido por un simpatizante. La escasez de periodistas independientes en el país impide saber qué es lo que ocurrió exactamente.

La agencia de noticias oficial Irna informó ayer de que, hacia el final del día, «un joven que se encontraba en medio de la muchedumbre» saludando al jefe del Estado «encendió un petardo para manifestar su alegría». «Desafortunadamente, ciertos medios de comunicación iranís describieron el petardo inofensivo como una granada, suscitando la confusión», añadió la agencia en un despacho.

Khabaronline.ir, una página web conservadora considerada próxima al presidente del Parlamento, Alí Larijani, precisó que la explosión se produjo en las proximidades de un minibus de periodistas que acompañaban al presidente en Hamadán.

DETENIDO / El coche que transportaba a Ahmadineyad se hallaba en el momento de la deflagración a un centenar de metros. La mismaa fuente, Khabaronline.ir, se refirió en un principio a «una granada», aunque posteriormente modificó su versión y acabó sumándose a la tesis de «un petardo». También precisó que el responsable de la explosión fue detenido, mientras los congregados coreaban eslóganes contra los Muyahidines del Pueblo, a quienes llamaba «hipócritas». Son la principal organización de oposición armada contra el régimen de los ayatolás.

Noticias relacionadas

La agencia Mehr, citando a testimonios, aludió, por su parte, a una «bomba sonora artesanal» que no hirió a nadie pero que levantó una importante columna de humo.

El presidente iraní, en su alocución, pronunciada poco después del incidente y retransmitida por televisión, no hizo mención alguna al suceso. En varias ocasiones anteriores, durante estos últimos meses, Ahmadineyad había subrayado que Israel intentaba asesinarle. «Los sionistas estúpidos han contratado a mercenarios para asesinarme», reafirmó el dirigente el lunes. Teherán asegura tener pruebas de dichas acusaciones. De forma regular, Ahmadineyad niega el Holocausto sufrido por los judíos durante la segunda guerra mundial y predice la pronta desaparición del Estado de Israel.