Ir a contenido

Violencia en el Caribe

Tensa calma en Jamaica, donde sigue la caza del 'narco'

Los incidentes de los últimos días han causado al menos 73 muertos

TONI CANO
MÉXICO

Si no las escuelas, que siguieron cerradas, los comercios de la capital de Jamaica, Kingston, reabrieron ayer tímidamente en un intento de volver a la normalidad después de tres días de enfrentamientos de soldados y policías con hampones y vecinos de los barrios pobres seguidores de Cristopher Dudus Coke.

La policía siguió buscando infructuosamente a ese narcotraficante reclamado por EEUU, mientras los jamaicanos se preguntaban si la violencia de estos días implica un tijeretazo a los lazos históricos entre las bandas mafiosas y los partidos políticos. La violencia ha causado al menos 73 muertos.

Washington aplaudió las «medidas valientes» del primer ministro, Bruce Golding, que llegó a verse salpicado por las suspicacias. Hasta el punto que su portavoz, Lois Grant, tuvo que salir a desmentir las informaciones de distintos medios internacionales que vincularon a la primera autoridad con el padrino Coke. Grant afirmó que esas difamaciones forman «claramente parte de una conspiración para minar el Gobierno ».

ESFUERZOS DEL GOBIERNO / La oposición jamaicana considera a Golding un viejo «cliente» de Dudus Coke, ya que surgió como parlamentario con los votos del barrio de Tivoli Gardens, feudo del capo, y su Gobierno ha apoyado con permisividad y subsidios los negocios de Coke. El gobernante Partido Laborista de Jamaica (JLP) ha estado vinculado históricamente al clan mafioso de los Coke, igual que otros políticos han utilizado a las más de 250 bandas delictivas que operan en el país, sobre todo en la capital, para arrastrar a la gente y conseguir más votos a la hora de las elecciones.

EEUU reiteró que apoya «los esfuerzos del Gobierno jamaicano para hacer respetar el estado de derecho y arrestar a Cristopher Coke». Tras la petición de extradición, Bruce Golding se lo pensó nueve meses antes de ordenar el arresto de Coke.

REPARTO DE ALIMENTOS / La resistencia de las bandas y los vecinos en Tivoli Gardens y West Kinsgton, sus enfrentamientos con la policía y el Ejército provocaron esta semana más de 60 muertos. La Cruz Roja repartía ayer alimentos en esos barrios sin luz ni agua corriente, en medio de las humaredas que todavía se alzaban de las barricadas. Y Dudus, entre tanto, desaparecido.

Temas: Jamaica Drogas

0 Comentarios
cargando