Ir a contenido

UNA ENTIDAD DE HORTA-GUINARDÓ

Masculinidad en cambio

La asociación Candela, del Turó de la Peira, combate la violencia machista y la homofobia a través de la educación

El año pasado organizaron 390 actos con unos 8.000 asistentes

MARTA ALCÁZAR / BARCELONA

Cuando Candela abrió su primera oficina en el 2004, dos jóvenes procedentes del movimiento asociativo de barrio soñaban con erradicar la violencia machista y la discriminación del colectivo LGTBI (lesbianas, gays, transgénero, bisexuales e intersexuales) "desde una perspectiva feminista y comunitaria", como dice su página web. Aún queda camino por recorrer, pero el sueño se mantiene vivo 13 años más tarde desde el Turó de la Peira (Vall d'Ordesa, 12) donde un equipo de 20 personas (pedagogos, antropólogos, filósofos y educadores sociales) coordina actividades para toda Catalunya.

La prevención es uno de los pilares de Candela. "Prevenir es más que informar. Debemos transformar el modelo de masculinidad. Lo vemos en la calle, en el lenguaje o las películas", explica Sara Barrientos, una de las fundadoras y coordinadora de proyectos educativos.

Empezaron con charlas en escuelas e institutos y pronto ampliaron el perfil de usuarios. "Vimos que era insuficiente si buscamos un cambio profundo en la sociedad. Ampliamos las actividades al profesorado y las familias", añade. También imparten charlas para oenegés, centros cívicos y mujeres: "Removemos conciencias. Muchas mujeres que acuden a charlas sobre violencia de género se dan cuenta de cosas que antes veían como normales", explica Barrientos. El año pasado organizaron 390 actividades en toda Catalunya entre charlas, talleres y acompañamiento profesional. Unas 8.000 personas pasaron por ellas.

La entidad también asesora y acompaña con proyectos propios. Uno de ellos es la web lalore.org, en marcha desde el 2006, que habla a jóvenes y adolescentes sobre sexualidad, amor y violencia. "Usamos un lenguaje muy cercano y sin tabús. Nos gustaría hacerlo presencial en un espacio de atención a jóvenes", explica Barrientos. Otro proyecto de referencia son las colonias de verano Oasis, dirigidas a adolescentes LGTBI de entre 13 y 17 años, que este verano llegan a su tercera edición. "Las recomiendo por las actividades y los monitores. Soy transexual y me bañé con el grupo cuando no estaba operado. Soy súper cerrado pero en Oasis me abro", explica Carles Moreno que asistió a las colonias dos veranos. Mercè Alguersuari, madre de Max, otro usuario, lo corrobora: "Es un espacio de empoderamiento. Conocen a chicos como ellos y no se sienten tan diferentes".

GUÍAS Y PAGINA WEB

A lo largo de estos años, Candela ha editado varias guías y recursos pedagógicos para combatir la violencia machista y promover la educación afectiva y sexual del colectivo LGTBI. Títulos como Dibuixant el gènere o Si m'estima em donarà el seu password pueden descargarse de forma gratuita en su web. "Hemos recibido tanto a lo largo de estos años que queremos contribuir a la sociedad con nuestro conocimiento", cuenta Barrientos.

Mientras las solicitudes de actividades y charlas crecen, Candela mira el futuro cargada de proyectos. Ampliar las colonias para adolescentes a todo el año, celebrar su 15 aniversario por todo lo alto e integrar los talleres en ciclos más amplios son los más immediatos.

0 Comentarios
cargando