Construyendo Haití entre todos

Sesión de debate para el desarrollo de Onavil.

Sesión de debate para el desarrollo de Onavil. / BORJA MONCUNILL

1
Se lee en minutos

Son las once de la mañana y acaba de empezar la sesión en el lugar de debate para el desarrollo de Onavil. Todos los líderes se sientan alrededor de la mesa. El asunto a discutir hoy: dónde colocar las nuevas lámparas solares que iluminarán las calles de la comunidad.

Noticias relacionadas

Onavil es uno de los asentamientos de Canaan, el mayor campo de desplazados instalado en Haití tras el terremoto. Durante la jornada, les acompañamos para conocer sus procesos de diagnóstico participativo. Ocho mujeres, ocho hombres y ocho niños de la comunidad deben decidir cuáles son las necesidades prioritarias y la mesa de líderes ha de pensar los proyectos para solucionarlas. El método funciona y demuestra cómo, a pesar de que en este país no existe una cultura de voluntariado muy arraigada, la sociedad haitiana tiene cada vez más presente la importancia de colaborar para mejorar sus condiciones de vida.

Lo mismo ocurre en Gariche Prince, una comunidad rural situada a pocos kilómetros de Puerto Príncipe. Aquí todos trabajan para levantar una nueva escuela a la que asistirán 38 niños. Hasta ahora, estudiaban en un pequeño espacio reservado a la iglesia. Hoy, hasta el pastor echa una mano para construirla. Son pequeños proyectos inspirados en enormes sueños, que nos demuestran cómo, cinco años después, son los haitianos los que por fin lideran la iniciativa de construir su propio futuro.

Temas

Haití