Ir a contenido

SOSTENIBILIDAD

Patrocina:

Cómo conseguir energía durante los cortes de luz

La innovadora Enass Abo-Hamed ha desarrollado un sistema de almacenaje energético a partir del uso de fuentes renovables

El sistema OG3P se transporta de forma fácil y permite llevar la luz a lugares donde el acceso a la red eléctrica es limitado

Aerogeneradores en un parque eólico.

Aerogeneradores en un parque eólico.

A lo largo de una operación, la luz de un centro de salud se marcha y todos y cada uno de los aparatos se detienen. ¿De qué forma podrían proseguir los médicos con la cirugía? Desafortunadamente, este tipo de cortes se repiten más de lo que pensamos, singularmente en zonas a las que apenas llega el suministro eléctrico. Conforme la Agencia Internacional de Energía (IEA), 1.200 millones de personas en el planeta carecen de acceso a electricidad. 

Para asegurar este servicio básico, de manera especial en las infraestructuras críticas como centros sanitarios, la innovadora Enass Abo-Hamed ha desarrollado un sistema de almacenaje que aprovecha el potencial de las energías renovables y que se puede transportar sencillamente. Con este modelo, Abo-Hamed podría proveer luz a ese centro de salud, si bien no estuviese conectado a la red eléctrica.

El sistema, llamado unidad OG3P (Off Grid Plug & Play Power), produce electricidad por medio de la captación y liberación de hidrógeno proveniente de energías renovables. Doctora en Química por la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y también Impulsora Global del Foro de Discusión Económico Mundial, Abo-Hamed ha lanzado este modelo mediante su empresa H2GO Power. El dispositivo actúa como una batería, tiene el tamaño de un contenedor de transporte de carga y está dividido en tres partes. 

Funcionamiento

En la primera parte, unos electrolizadores emplean la energía proveniente de paneles solares para romper las moléculas de agua en átomos de oxígeno y también hidrógeno; en el segundo, se absorbe el hidrógeno y se retiene en una estructura parecida a una esponja; y, en el tercero, una pila comburente convierte el hidrógeno en electricidad.

Una de las principales peculiaridades de este dispositivo es que está compuesto por unos nanomateriales inteligentes que amontonan el hidrógeno a temperatura ambiente y lo regulan según los cambios térmicos. A temperatura ambiente, lo sostienen en la esponja. Después, para liberar el hidrógeno se debe calentar la atmósfera. De esta forma, la esponja colapsa y lo empuja hacia fuera. El paso del estado de almacenamiento a la liberación se puede hacer varias veces, como si fuera un interruptor. 

Bajo demanda

De esta forma, la energía guardada se puede emplear bajo demanda. Abo-Hamed, que ha sido escogida como Innovadora Menor de 35 años Europa 2017 por MIT Technology Review en castellano, calcula que estas baterías podrían llegar a contar con una potencia de 200 kW, suficiente para proveer energía a un centro de salud a lo largo de un corte temporal. Por el momento, está efectuando una prueba piloto en Reino Unido. Asimismo, ha firmado un pacto de cooperación con la compañía SMAP Energy, experta en el seguimiento de datos de consumo energético en edificios y trabaja con el centro de salud ESUT en Enugu (Nigeria). 

Según su autora, OG3P tendría un impacto en 3 esferas: medioambiental, económica y social. Por un lado, es más eficaz que otras alternativas que proveen a infraestructuras fuera de red, como las baterías tradicionales y los generadores diésel. Las baterías tienen una capacidad de almacenaje limitada y el diésel es más costoso y contaminante. Si bien, quizás, lo más relevante sea lograr que un bien vital para mejorar la calidad de vida de las personas, como la energía, llegue al mundo entero a fin de que de esta forma absolutamente nadie se quede a oscuras.

Fuente: Opinno, editora de MIT Technology Review en español

0 Comentarios
cargando