Ir a contenido

El cuartel okupado de La Salut

Un grupo de ocupas entraron en 1989 en el edificio que dejó la Guardia Civil siete años antes

ANNALISA PALUMBO
BARCELONA

Hace 30 años, agentes de la Guardia Civil recorrían los pasillos de la Kasa de la Muntanya (avenida del Santuari de Sant Josep de la Muntanya, 33). Hoy es uno de los edificios de Europa que lleva más tiempo okupado. «En 1902 el barrio de La Salut sufrió altercados a raíz de una huelga general y la burguesía de la zona demandó más seguridad», explica Francesc Agudo, historiador de la empresa de turismo cultural Via Barcelona.

Por falta de fondos públicos, el conde Eusebio Güell decidió pagar los trabajos de construcción de un cuartel destinado a acoger a la Guardia Civil. El edificio, que hoy se conoce como Kasa de la Muntanya por su ubicación en una montaña que limita con Gràcia, el Carmel y Horta, es patrimonio histórico de la ciudad.

«En 1909 la familia Güell lo cedió al Ministerio del Interior, con la condición de que, una vez cesara de alojar a la guardia urbana, volvería a ser propiedad de la familia», sigue Agudo. En el mismo año, la Guardia Civil se instaló en el cuartel, hasta 1982, cuando lo abandonó. En su interior se quedaron dos agentes hasta el año siguiente, cuando se fueron a raíz de un atentado de Terra Lliure.

El edificio permaneció bajo la propiedad de Interior, pese a que la familia Güell reivindicara su derecho a volver a adquirirlo. Vacío durante seis años, en 1989 fue okupado por un grupo de jóvenes y en 1992 pasó a ser propiedad del Ministerio de Hacienda, que en 1997 interpuso una demanda contra los ocupantes. En el 2001 se intentó sin éxito desalojar el edificio. Desde la okupación, en el interior de la Kasa se han desarrollado todo tipo de actividades sociales. «Hacen talleres de reciclaje, charlas, incluso fiestas -añade Agudo- y la casa ha sido rehabilitada varias veces».

En su interior, el programador británicoiraní, Amir Taaki, desarrolló el año pasado un código para el bitcoin, la moneda digital. En el marco de la operación Pandora, el pasado 16 de diciembre los Mossos registraron el edificio y requisaron material informático y telefónico.

«La Kasa de la Muntanya refleja los contrastes de Gràcia -sigue Agudo - ya que fue promovida por un burgués como cuartel de la Guardia Civil y ha terminado siendo okupada por un colectivo social».

Temas: Okupas

0 Comentarios
cargando