Fin a la batalla judicial

Kim Kardashian y Kanye West llegan a un acuerdo de divorcio millonario

  • La expareja tendrá la custodia física y legal conjunta de sus cuatro hijos

  • El rapero deberá pagar a la empresaria 200.000 dólares al mes en concepto de manutención

Kim Kardashian y Kayne West, a su llegada a la gala MTV.

Kim Kardashian y Kayne West, a su llegada a la gala MTV. / REUTERS / EDUARDO MUÑOZ

1
Se lee en minutos
El Periódico

Kim Kardashian y Kanye West ya están legalmente divorciados. La empresaria y el rapero han llegado a un acuerdo sobre la custodia de sus hijos y sobre sus propiedades.

Según los documentos, que publica 'People', la expareja tendrá la custodia física y legal conjunta de sus cuatro hijos: North, de 9 años; Saint, de 6; Chicago, de 4, y Psalm, de 3.

West deberá pagar a Kardashian 200.000 dólares al mes en concepto de manutención, y se encargará también de la mitad de los gastos médicos, educativos y de seguridad de los niños.

La publicación destaca que tanto Kardashian como West han renunciado a la manutención del cónyuge. Los bienes de la pareja, incluidas sus propiedades, se dividirán en base a su acuerdo prematrimonial.

El acuerdo millonario de divorcio incluye otros puntos que van más allá de los puramente económicos. Según 'New York Post', la expareja deberá ponerse de acuerdo a qué colegio deberán ir los niños y decidirán conjuntamente otras decisiones relacionadas con la terapia, el asesoramiento y las actividades religiosas.

Los niños no podrán desplazarse más de 100 kilómetros de la casa de Kardashian en Hidden Hills, cerca de Los Ángeles antes de que terminen la escuela secundaria o cumplan 19 años. Cada uno tendrá acceso a los niños en sus cumpleaños y otras ocasiones especiales.

Noticias relacionadas

El acuerdo entre ambos ha llegado nueve meses después de que Kardashian fuera declarada legalmente soltera durante una audiencia judicial. A pesar de que el músico impugnó esta petición, pero después se desdijo, acelerando el proceso. “He pedido a mi equipo que acelere la disolución de mi matrimonio con Kim para poder poner toda mi atención en nuestros hermosos hijos”, afirmó.

La celebridad solicitó el divorcio de West en febrero de 2021, tras casi siete años de matrimonio. Meses después, en diciembre, exigió ser declarada legalmente soltera. También pidió separar las cuestiones de la custodia de los hijos y los bienes de su estado civil y que se le devolviera su apellido de soltera.