Ruptura real

El viaje secreto de Iñaki Urdangarin a Ginebra para despedirse de la infanta Cristina, en 'Lecturas'

Horas antes del comunicado con el que han "interrumpido su relación matrimonial", el exduque se trasladó en coche a Suiza para dar explicaciones a su mujer y sus hijos

Iñaki Urdangarin abraza a su hijo Miguel, en la portada de ’Lecturas’.

Iñaki Urdangarin abraza a su hijo Miguel, en la portada de ’Lecturas’. / LECTURAS

3
Se lee en minutos
El Periódico

Tras el bombazo de las fotos de Iñaki Urdangarin que la semana pasada destapó su relación extramatrimonial con Ainhoa Armentia, la revista 'Lecturas' vuelve a la carga este miércoles con un nuevo capítulo de la ruptura real con nuevas fotos exclusivas del viaje secreto a Suiza para dar explicaciones a la infanta Cristina, horas antes del comunicado conjunto con el que los exduques de Palma han decidido "de común acuerdo interrumpir su relación matrimonial".

En portada, un conmovedor y, según detalla la revista, "largo abrazo" de Iñaki Urdangarin a su hijo Miguel, y en una foto más pequeña, la hermana de Felipe VI, saliendo de su portal, en Ginebra.

Según cuenta la revista, el anuncio del todavía matrimonio surgió tras un fin de semana crucial en el que el exdeportista viajó en secreto a Ginebra, donde reside la infanta con la benjamina de la familia, Irene, para reunirse con su mujer y sus hijos tras la publicación de las fotos del paseo romántico por la playa de Bidart, en Francia. En páginas interiores, las fotos y todos los detalles de la cumbre familiar y los momentos más conmovedores, como el abrazo de Urdangarin con Miguel, el pequeño de sus hijos.

Mil kilómetros en coche

El reportaje cuenta que el pasado viernes por la mañana, antes de que el resto de sus compañeros, Urdangarin  abandonó a las 12.30 horas el despacho de abogados en el que trabaja en Vitoria y en el que conoció a la administrativa Ainhoa Armentia. El vasco tenía por delante un largo viaje en coche, más de mil kilómetros.

La "cumbre familiar" tuvo lugar en la casa en la que Cristina vive con su hija Irene, de 16 años, en la ciudad suiza. Tal como desvelan las imágenes que publica 'Lecturas', Miguel Urdangarin (19), el tercero de los cuatro hijos del matrimonio, viajó desde Londres -donde estudia la carrera de Ciencias del Mar- para estar en la reunión familiar. El domingo por la mañana, antes de su vuelta a España, Urdangarin lo dejó en el aeropuerto y se fundieron en ese abrazo de despedida que se ve en portada.

El exduque, que tiene un tercer grado y necesita un permiso judicial para abandonar el país, recorrió en 10 horas los 1.039 km que separan Ginebra de Vitoria. El domingo por la noche ya estaba de vuelta en casa de su madre, Claire Liebaert, donde reside desde que salió de prisión.

El resto de hijos de la infanta y el exdeportista residen en Madrid, Juan, el mayor, de 22 años, y Pablo, que vive en Barcelona y juega a balonmano en el F.C. Barcelona, en el mismo equipo que lo hizo su padre.

Pablo dice no conocer a Ainhoa

Pablo fue el primero de los hijos en romper su silencio, el mismo día que saltó la noticia. "Son cosas que pasan" y "nos vamos a querer igual", fueron sus respuestas ante las preguntas de los reporteros el pasado miércoles. Su actitud como 'portavoz' de la familia ha sido elogiada por todos los medios.

Una semana después, el segundo hijo de Cristina e Iñaki ha desmentido que él o sus hermanos conozcan a Ainhoa Armentia como se ha dicho: "No, yo creo que ya está todo dicho"

De nuevo, con exquisita educación el deportista ha atendido a los medios y ha intentando sonreír a pesar de lo complicado de la situación.

Está volcado en su carrera deportiva, que es lo que le está ayudando ahora mismo, como ha confirmado, Pablo ha puesto rumbo a Málaga con el Barça B de balonmano para disputar un partido y continuar con su sueño de triunfar en el equipo culé.

No ha querido pronunciarse sobre la cumbre familiar y ha preferido guardar silencio sobre cómo están llevando tanto Miguel como Irene este delicado momento.

Noticias relacionadas

Por su parte, ha asegurado que él está "muy bien" y también ha desvelado cómo se encuentra su madre Cristina, desmintiendo que esté "hecha polvo" y "destrozada" como apuntan fuentes cercanas a la hermana de Felipe VI.

"Está bien, está bien", ha repetido Pablo con gran amabilidad . Por último, Pablo ha dejado claro que, al contrario de lo que se ha dicho, ni él ni sus hermanos han conocido a la amiga especial de su padre, Ainhoa Armentia, sobre la que afirma, no tiene nada que comentar: "No, yo creo que está todo dicho. Muchas gracias",