MALOS TRATOS Y AMENAZAS

Mireia Móntavez de 'OT' 1, víctima de violencia de género

  • La cantante relata el infierno que ha vivido durante su matrimonio y habla de su nueva vida como limpiadora

Mireia Móntavez de 'OT' 1, víctima de violencia de género
1
Se lee en minutos
El Periódico

 Mireia Montávez, que saltó a la fama tras su paso por la primera edición de 'Operación Triunfo' junto a David Bustamante, Chenoa, Rosa López, Manu Tenorio y David Bisbal, entre otros, ha confesado el calvario que ha vivido desde que se separó de su marido, Antonio Rodríguez, con quien ha convivido durante 13 años.

Este lunes, la extriunfita, de 39 años, que trabaja en la actualidad en una empresa de limpieza, donde conoció al que ahora es su pareja, acudió al plató de 'Sálvame' (Tele 5) para relatar su dramática situación.

"En el momento de la relación no me insultaba pero me sentía una persona nula, todo lo hacía porque él decía que era lo bueno para mí. Yo ahí estaba pero lo peor fue cuando decidí separarme y pedirle el divorcio, ahí es cuando empezó lo más duro", contó la cantante a Paz Padilla.

"Tengo miedo a mi exmarido"

"Psicológicamente estaba muy machacada, las discusiones, eran gritos, malas formas, malas palabras... No descansaba llegaba tarde al trabajo, en el último mes llegué a perder casi 15 kilos, fue todo muy rápido y a la vez muchas cosas malas dentro de casa", explicó la excomponente de Fórmula abierta.

El pasado marzo decidió abandonar el domicilio familiar junto a los dos hijos que tiene de una relación anterior. "Está siendo muy difícil, un momento muy complicado, con ganas de que acabe ya. Tengo miedo a mi exmarido, no puedo ni verle. Desde que me fui de su lado lo único que quiere es arruinarme la vida", asegura.

Noticias relacionadas

Sin embargo, algo más tranquila afirmó que actualmente se encuentra mejor en su nuevo trabajo y con su actual pareja, a pesar del infierno que ha vivido y que aún hoy sufre: "No me veía capaz de salir adelante con mis dos hijos".

"Mando un saludo enorme a las limpiadoras porque hacen una labor maravillosa y ha sido muy difícil durante el covid ese trabajo. Yo tengo fibromialgia, voy muy cansada, no es un trabajo que me venga nada bien con el problema que yo tengo de salud, pero aún estando súper cansada estoy muy feliz", concluyó.