FAMILIA A LA GREÑA

Britney Spears declarará ante un juez sobre su tutela legal

  • La cantante ha solicitado intervenir ante la Corte Superior de Los Ángeles en una audiencia, prevista para el próximo 23 de junio

Britney Spears declarará ante un juez sobre su tutela legal
Se lee en minutos

El Periódico

Tras solicitarlo durante más de un año a la Corte Superior de Los Ángeles, por fin un juez escuchará el testimonio de Britney Spears acerca de la tutela legal a la que está sometida desde hace 13 años.

Será el próximo 23 de junio cuando la cantante declare ante un tribunal, mientras que habrá otra vista acerca de los asuntos de la cantante el 14 de julio.

El abogado de la estrella del pop, Samuel Ingham, señaló que Spears desea hablar en los juzgados, algo que llevaba sin hacer desde el 10 de mayo de 2019, cuando su declaración se tomó a puerta cerrada y nada de lo que dijo se hizo público.

Por el momento se desconoce si la audiencia de junio se organizará bajo el mismo secretismo y cuáles son las peticiones que expondrá la cantante en su intervención.

Medio centenar de seguidores de la 'princesa del pop' se reunieron este martes frente a los juzgados de Los Ángeles con pancartas en apoyo y mensajes que calificaban de esclavitud la tutela legal por la que el padre de Spears controla todos los bienes y decisiones de su hija.

"Fuerte oposición"

A principios de año, la corte estableció que su padre, Jamie Spear, no sería el único tutor legal y debe compartir todas las decisiones con un fondo de inversión elegido por Spears. 

La decisión llegó después de que el letrado de la artista expresara su "fuerte oposición" a que su padre continúe ejerciendo el control total sobre su vida. 

"No es ningún secreto que mi cliente no quiere a su padre como cotutor, pero reconocemos que es un tema aparte", indicó el abogado.

Por su parte, la abogada del progenitor, Vivian Lee Thoreen, aseguró que su voluntad es terminar con la tutela legal en cuanto se den las condiciones. "Si quiere terminarla, puede registrar una petición", declaró en una entrevista con la CNN.

Spears, actualmente de 39 años, accedió a que su padre se convirtiera en su tutor legal en 2008, un periodo marcado por un comportamiento errático en el que fue ingresada en un psiquiátrico y perdió la custodia de sus hijos. 

Tiempo después la artista se rehabilitó, lanzó nuevos discos al mercado y protagonizó uno de los espectáculos más vistos de Las Vegas, pero la tutela nunca fue revocada. 

La intérprete de 'Toxic' ha dicho en repetidas veces que "no volverá a actuar" hasta que su padre abandone esa figura legal, puesta en entredicho por miles de seguidores de Spears que se manifiestan periódicamente con el lema "#FreeBritney" (Libertad para Britney) y cuyo interés mediático aumentó tras el estreno del documental "Framing Britney", realizado por 'The New York Times'.

La tutela de Spears ha terminado por enfrentar a sus padres en los juzgados. Su madre Lynne Spears, se ha enfrentado a los abogados del padre de Spears por considerar inapropiados sus honorarios y se lo ha hecho saber al juez mediante un documento al que ha tenido acceso 'People'. En él se pide a los letrados que reembolsen parte de sus honorarios, ya que los considera "sustancialmente inapropiados", según ha publicado la citada revista.

Noticias relacionadas

Al parecer, los abogados del bufete Holland & Knight cobraron más de 700.000 euros por cuatro meses de trabajo. Y la madre de Spears ha solicitado una compensación por servicios que no realizaron "de buena fe en beneficio" de la cantante. Lynne pide al menos que se les "reembolsen inmediatamente" 185.000 euros que tienen que ver con las comunicaciones entre el gabinete de abogados y la prensa, ya que se trataba de una "gira mediática nacional' orquestada para promocionar a la Sra. Thoreen (abogada de Jamie) y para combatir la cobertura mediática que arrojaba una imagen negativa del Sr. Spears".Los abogados de Jamie Spears respondieron rápidamente a las acusaciones. "A pesar de no tener ninguna participación en la tutela de su hija hasta hace muy poco, Lynne Spears está afirmando reclamos como si fuera una parte directamente involucrada en el litigio (que no lo es)", señala el escrito y admiten en él que ella es la única que ha aprovechado el dolor de la estrella del pop en su propio beneficio. "Lynne Spears es la que explotó el dolor y el trauma de su hija para su beneficio personal publicando un libro sobre la tutela".