29 nov 2020

Ir a contenido

REENCUENTRO EN EL JUZGADO

La guerra de Bosé y su ex por los niños llega a juicio

Nacho Palau, pareja del cantante durante 26 años, reclama que las dos parejas de mellizos "estén juntos y crezcan como hermanos"

Nacho Palau, a su salida del juzgado de Pozuelo de Alarcón después de declarar. Miguel Bosé no se dejó ver.

Nacho Palau, a su salida del juzgado de Pozuelo de Alarcón después de declarar. Miguel Bosé no se dejó ver. / EFE

Miguel Bosé y el escultor Nacho Palau se han encontrado este lunes en el inicio del juicio por la filiación de los cuatro hijos nacidos durante su relación, dos pares de mellizos fruto de la gestación subrogada, dos con los genes y apellidos de un padre y dos con los del otro, pero criados como hermanos hasta la separación. Los niños tienen en la actualidad 9 años. Los hijos biológicos de Bosé residen con él en México, mientras que los del escultor permanecen a su lado en Chelva (Valencia). 

A la salida del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid), Palau ha respondido a los numerosos periodistas congregados que su propósito en el juicio es que los niños "estén juntos y crezcan como hermanos" y que "confía en la justicia" ante este caso que podría sentar jurisprudencia, informa Efe.

"Yo estoy ahora mejor, más tranquilo", ha añadido el que fuera pareja de Bosé durante 26 años tras asistir a la primera sesión del juicio, donde se ha reencontrado con el cantante y compositor, con el que rompió su relación hace dos años y al que, según ha relatado, volvió a ver este pasado verano. Mientras que Palau ha respondido brevemente a la prensa, Bosé no se ha dejado ver y se ha marchado oculto en el asiento de atrás de una furgoneta.

Nacho Palau y Miguel Bosé, cuando eran pareja. / EUROPA PRESS

Fue Palau quien interpuso la demanda por la filiación de sus hijos, Ivo Telmo, al considerar que ellos y los hijos de Bosé, Tadeo Diego, son hermanos aunque no compartan los mismos genes ni tengan los mismos apellidos, pues crecieron como iguales en la misma casa y existe una "filiación afectiva e intencional".

Fue a través de las redes sociales que el artista, de 64 años, anunció en el 2012 que había sido padre de dos niños por gestación subrogada tras la filtración de un programa de televisión. Posteriormente, en una entrevista concedida en 2014 a la revista 'Shangay', declaró que en realidad tenía "cuatro hijos".

Utilizar a los niños

Preguntado por qué había esperado hasta la madurez para estrenarse como padre, Bosé declaró: "Primero, porque una carrera como la mía me exigía entregarme durante un periodo a 'full time'. Segundo, porque no quería hacerlo con una pareja. Así tengo a dos hijos maravillosos que llevan mis apellidos y que nadie me puede quitar. Estoy harto de ver cómo se utiliza a los niños en las separaciones, cómo pagan los platos rotos y sufren las consecuencias de una relación que se rompe".

Es al final de la entrevista cuando el músico decide por iniciativa propia rehacer sus declaraciones. "No tengo dos hijos, tengo cuatro". "A los siete meses de nacer Diego y Tadeo llegaron otros mellizos, Ivo y Telmo. Muy poca gente lo sabía. Hasta ahora", anunció el músico, que en los años siguientes se refirió a ellos en sucesivas entrevistas de la misma manera.

Temas Miguel Bosé