ARTISTA RENOVADA

Miley Cyrus regresa con nuevo disco y sin pareja a la vista

Miley Cirus.

Miley Cirus. / INSTAGRAM

Se lee en minutos

Silvia Allberich

Aunque Miley Cyrus, de 27 años, ya no esté con su última pareja, el también cantante Cody Simpson, de 23, algo que ella misma ha confirmado, tranquilos que tampoco ha sido para tanto. La propia interesada se lo aclaraba a sus más de 113 millones de seguidores en Instagram hace unos días, zanjando así las especulaciones que corrían en varios medios.

«Estamos trabajando individualmente en nosotros mismos para convertirnos en las personas que queremos ser, como todo el mundo a nuestra edad. Solo estamos decidiendo quiénes queremos ser en nuestras vidas, qué queremos hacer, así que no convirtáis esto en una historia dramática si la semana que viene nos veis que vamos a comer pizza juntos», escribía la cantante en un intento de quitarle hierro al asunto y dejando claro el buen rollo que ambos mantienen, al menos sobre el papel.

 

Simpson, un viejo amigo de quien siempre estará marcada por haber sido la protagonista de 'Hannah Montana', ha sido su gran apoyo en este último año. Y es que la exchica Disney, recordemos, acaparó el verano pasado un buen número de titulares tras su sonado divorcio del actor australiano Liam Hemsworth, a los ocho meses de casarse. 

La artista, que tuvo una aventura veraniega con la 'influencer' Kaitlynn Carter, dejó claro que una cosa no tuvo nada que ver con la otra y que la crisis matrimonial venía de atrás pero vamos, que aquel matrimonio ya es historia. Fue después cuando encontró refugio, como se suele decir, en Cody Simpson, por cierto también australiano y aficionado al surf, como Liam.

Operación en las cuerdas vocales

La pareja empezó una relación en octubre del año pasado, un mes antes de que la intérprete de Malibú se sometiera a una operación en las cuerdas vocales tras una amigdalitis. Tras la intervención, la artista tuvo que estar varias semanas sin hablar, una experiencia que le sirvió para reflexionar y hacer un repaso de su vida, así como para aparcar algunos de los vicios que arrastraba desde hacía años, como la bebida y la marihuana.

 «Pensé mucho en mi historia familiar, que tiene muchos problemas de adicción y salud mental, y me pregunté: «¿Por qué soy como soy?» Al entender el pasado entendemos el presente y el futuro de una manera mucho más clara», reflexionaba Cyrus entonces. La artista fue consciente en ese momento de la necesidad de estar sobria para encontrarse bien física y mentalmente.

Una filosofía con la que ha intentado poner orden y dar un sentido más pleno a su existencia. Y en ese proceso ha estado junto a Simpson, quien la ha acompañado y apoyado durante este proceso de renovación y con quien ha convivido durante el confinamiento. 

Cañera y reivindicativa

La artista dedicó también parte del confinamiento a ejercer de periodista, entrevistando a famosos como Rita Ora o Reese Witherspoon a través de sus redes sociales. Una experiencia que acabó convirtiéndose en un programa bautizado como 'Bright Minded' y grabado y emitido desde su propio hogar. 

Cyrus también ha hecho pública nuevamente su faceta más reivindicativa, y ha alzado la voz a favor de los derechos humanos y en defensa del movimiento 'Black Lives Matter'. Activista por los derechos del colectivo LGTBI, la cantante nunca ha ocultado su bisexualidad. Antes de salir con Simpson vivió, como decimos, un breve romance con Kaitlynn Carter y también tuvo varias experiencias lésbicas. «Me atrajeron las chicas mucho antes que los chicos y con dos amigas mías hice un trío», reveló en una reciente entrevista.

Letras con zascas a sus ex

Cyrus también protagoniza estos días una imagen renovada con un regreso musical muy esperado, aplaudido y recompensado en número de descargas de la mano de 'Midnight Sky', que formará parte de su próximo disco, 'She is Miley Cyrus'. Un sencillo y un vídeoclip que ella misma ha dirigido, inspirado en la música disco y la estética de los 80,  homenaje a sus referentes, cantantes como Debbie Harris, Stevie Nicks y Joan Jett, repleto de luces de neón, bolas de cristal, lentejuelas y unicornios de colores. En él aparece con el pelo corto rubio, voz potente y con un estilo sensual y rockero. 

La letra tampoco ha pasado por alto y muchos ven un zasca a sus ex. «He pasado demasiados años con mis manos atadas por tus cuerdas», que vendría a hablar de su matrimonio con Liam Hemsworth, o «Mira mis labios en su boca, ahora todo el mundo está hablando de esto», sobre el beso que compartió con Kaitlynn Carter. También hace referencia a su espíritu libre. «Nací para correr, no pertenezco a nadie. ¡Oh no, no necesito ser amada por ti!».

Te puede interesar

En este sentido, encantada de estar sola y sin compromiso, la artista ha vuelto a arrojar otro titular en estos días de promoción:la idea de volver a casarse o de tener hijos no entra en sus planes, tal como está ella y como está el mundo. «Te puedo decir, como una mujer de 27 años que tiene una idea un poco más clara de lo que quiere, que no es algo que desee hacer. No ha sido una de mis prioridades», explicaba. Dejaba eso sí, la puerta abierta a la adopción. Con ella nunca se sabe. 

 

Temas

Miley Cyrus