10 jul 2020

Ir a contenido

Entrevista

Peter Vives: "Uno de mis pecados es la pereza; otro la envidia"

El último proyecto cómico en el que ha trabajado el actor es la obra "Pecats imperdonables", que se estrena este jueves en el Borràs

Silvia Alberich

El actor Peter Vives en el Palau de les Heures de Barcelona.

El actor Peter Vives en el Palau de les Heures de Barcelona. / ROBERT RAMOS

Su porte galán y seductor le ha servido para interpretar personajes en series de éxito como “El tiempo entre costuras” y “Velvet” (Antena 3). La comedia también es uno de los puntos fuertes de Peter Vives Newey (Barcelona, 1987), que estrena en el teatro Borràs de Barcelona “Pecats imperdonables” (Pecados imperdonables), una obra de teatro interactiva, en la que el público decide el final. Además, Vives se ha incorporado al elenco de “La que se avecina” (Telecinco), otro proyecto divertido para un gentleman con orígenes neozelandeses que se plantea probar suerte al otro lado del charco.

Revéleme algún pecado imperdonable -o, mejor dicho, inconfesable-.

Ja, ja, ja. Al final, como cuenta la obra, los pecados son intrínsecos al ser humano, e incluso necesarios para la supervivencia. En mi caso, la pereza es uno de ellos. Procrastino mucho y sería más eficiente si no dejara las cosas para mañana. También soy envidioso, lo reconozco y lo entiendo, sobre todo a nivel laboral.

¿Considera que no recibe demasiadas ofertas?

Sí, pero siempre quieres tener más trabajo. El año pasado estuve en el Teatre Nacional de Catalunya y también hice el musical Rent, y ambos fueron todo un reto. Ahora que pensaba que tendría más tiempo libre y que podría acabar Psicología, me viene todo encima, ja, ja, ja.

Tenía entendido que empezó a estudiar Física.

Así fue. El primer año de carrera me ofrecieron un papel, estuve un mes rodando, me gustó y decidí estudiar teatro. Dejé Física porque no me veía capaz de combinarla con el teatro. Por otro lado, Filosofía y Psicología siempre me han interesado y decidí estudiar esta última, porque la veo más vinculada al teatro y con más salida. Me queda un año para acabar Psicología.

Compagina sus estudios con el teatro. ¿Qué tiene este género que no le aporten otros?

El teatro te permite vivir toda la historia cada día, de principio a fin, y tienes un feedback directo de lo que acabas de hacer. En televisión o cine muchas veces salen proyectos dos o tres años después de haberlos grabado, por lo que no los sientes tan cercanos. Emocionalmente, el teatro es mucho más agradecido, pero la tele te da visibilidad y fama y te abre muchas puertas.

También lo veremos en la 12ª temporada de "La que se avecina".

Sí. Es una serie de éxito, con actores y un equipo que llevan 12 años trabajando en ella y siguen motivados. He de decir que me he sentido muy acogido. Son muy buena gente y es comedia, así que hago doblete ahora mismo con este género.

¿Le apetece hacer drama?

He hecho bastante a nivel nacional, en series como "Velvet" o "El tiempo entre costuras". En cambio, en España no se me conoce por hacer comedia y es interesante demostrar esta faceta, así que para mí es una gran oportunidad que me vean en este género, aunque he de decir que me gustaría que me ofrecieran más papeles serios.

También le hemos visto en "No te puedes esconder", una serie hispano-mexicana emitida en Netflix y Telemundo en la que compartió cartel con Maribel Verdú y Eduardo Noriega. ¿Le apetece dar el salto a Hollywood?

Sí. Estoy metiéndole mucha caña al inglés. Aunque mi padre es neozelandés y hablo bien el idioma, es muy difícil tener acento inglés americano. Por otro lado, por aspecto físico, no me parezco a Antonio banderas o Mario casas, que pueden hacer de latinos, así que me toca currarme el acento. 

Hablando de físico, el suyo le habrá abierto más de una puerta. 

Creo que la comedia es una buena vía para romper con la imagen de galán. En España te pillan bastante por tu aspecto físico. Mis representantes están cansados de escuchar cosas de mí como "su apariencia es demasiado inglesa, demasiado guapo para el personaje o no encaja porque queremos a alguien más fuerte físicamente".

Al margen de estereotipos, ¿qué papel le gustaría entrevistar?

En teatro, me encantaría hacer una obra con Mario Gas o Jordi Casanovas. En cine, con Álex de la Iglesia, Rodrigo Sorogoyen o Oriol Paulo, de quien soy amigo. Y, en televisión, ha sido un placer trabajar con Maribel Verdú y Eduardo Noriega, así que me encantaría repetir. También me gustaría currar con Quim Gutiérrez.