Ir a contenido

Mejor álbum pop

Rosalía eclipsa los Grammy Latinos y su "Mal Querer" es un fenómeno musical

Esto a pesar de que la cantante reveló que este disco se grabó en un piso muy pequeño y con muy poco equipo, lo que eleva aún más el talento de esta barcelonesa que ha conquistado al mundo

El Periódico

Rosalía triunfa en los Grammy Latinos. / ETIENNE LAURENT / EFE / VÍDEO: EFE

Su nombre está en boca de todos, Rosalía ha acaparado los Latin Grammy. En la alfombra roja de los premios más importantes de la música latina todos tenían ganas de lo mismo: "ver a la barcelonesa" y todos admiraban su disco "El mal querer", el fenómeno nominado a Álbum del año.

"'El mal querer' se hizo con dos portátiles, la tarjeta de sonido y un micro, en un piso bien pequeño durante año y medio", recordó Rosalía en una entrevista con Efe, emocionada, minutos antes de que comenzara la gala.

Rosalía, en la alfombra roja de los Grammy Latinos. / BRIDGET BENNETT / AFP / VÍDEO: EFE

En ese instante, ese trabajo que ha revolucionado al mundo latino, europeo y norteamericano, ya había logrado tres premios Latin Grammy en la gala previa al gran espectáculo televisado: Mejor álbum pop vocal contemporáneo, Mejor diseño de empaque (trabajo de Man Mourentan y Tamara Pérez) y la Mejor ingeniería de grabación por la producción de El Guincho.

Ideas creativas

Aún quedaba su actuación estelar, a ritmo de "A Palé" y "Yo x ti, tÚ x mí", más la entrega de las categorías más importantes de los galardones. "No hacen falta muchas cosas para llevar adelante una idea creativa", dijo la estrella ante la mirada atenta de toda la alfombra roja, donde también demostró que, además de fenómeno musical, es un icono de estilo.

En cambio, Rosalía comparó con naturalidad la elegancia de esta noche con el proceso creativo de su disco: "De glamour poco", ironizó sobre unas sesiones de grabación que han derivado en una ola de admiración que la artista surfea con impecable estilo.

Rueda de prensa de Rosalía en los Grammy Latinos. / BRIDGET BENNET / AFP / VÍDEO: EFE

El argentino Andrés Calamaro, la chilena Cami, los productores del exitoso "Despacito" -Andrés Torres y Mauricio Rengifo-... todos coincidían en lo mismo: Esta noche querían ver a Rosalía, el nombre que se pronunciaba solo, la artista en la mente de todos y el álbum al que todos miran.

Un nivel muy elevado

"Somos parte del equipo que quiere ver a Rosalía, ella está empujando la música latina a otro nivel", reconocieron los productores del éxito de Luis Fonsi. Incluso los presentadores de la gala no escondieron su curiosidad por la presencia de la española.

"Vi en el ensayo a esta chica, no la conocía mucho, quede alucinada cuando se subió al escenario, estoy fascinada", reconoció Roselyn Sánchez, antes de prepararse para conducir la noche junto al puertorriqueño Ricky Martín y la española Paz Vega.

Las protestas sociales de Mon Laferte

Si algo pudo restar protagonismo a Rosalía fue totalmente extramusical: Chile. La chilena Mon Laferte denunció sobre la alfombra roja que en su país "torturan, violan y matan". La artista se presentó ante los fotógrafos de los medios de comunicación con su torso desnudo y este mensaje pintado en su cuerpo: "En Chile torturan, violan y matan".

Además vestía un pañuelo verde en el cuello, que es un símbolo de la lucha feminista en su país. Cami, otra chilena nominada a mejor nuevo artista también mencionó la compleja situación del estado. "Tengo mi corazón en Chile totalmente -explicó-. Está siendo extraño, entiendo que se nos da un micrófono, la posibilidad de dar un mensaje y la música es un modo de protesta".

Aitana también brilla

La chilena compartía nominación con Aitana, la concursante de Operación Triunfo que ha llamado la atención de la Academia Latina de la Grabación.

"Estoy emocionada porque la Academia me tenga en cuenta, los Latin Grammy nacieron cuando nací yo", señaló la cantante, consciente de la explosión y el fenómeno global que vive la música latina y de las puertas que se le abren con la nominación.

"He madurado, son momentos diferentes", comparó sobre sus nervios en el casting del concurso televisivo que la lanzó al estrellato y su actitud ante la noche que confirma el inicio de su éxito en una industria dominada por su compatriota Rosalía.