Ir a contenido

Pionera

Junko Tabei: La apasionante historia de la primera mujer en coronar el Everest

Tabei continuó escalando nuevas alturas, incluidas las "siete cumbres", los picos más altos de cada continente, como se muestra en el doodle de hoy

El Periódico

Junko Tabei, en plena escalada al pico Bolívar, en Venezuela.

Junko Tabei, en plena escalada al pico Bolívar, en Venezuela.

Junko Tabei recibe un merecido homenaje del buscador de Google al cumplirse hoy el 80 aniversario de su nacimiento. La alpinista japonesa rompió los estereotipos de género y mantuvo un indomable espíritu luchador hasta sus últimas horas de vida.

Tabei (Miharu, 22 de septiembre de 1939-Kawagoe, 20 de octubre del 2016) fue la primera mujer en llegar a la cumbre de la montaña Everest en mayo de 1975 cuando tenía 35 años de edad y posteriormente cumplir el reto de subir las Siete Cumbres más altas de cada continente.

En una entrevista que le dio a un periodista varios meses antes de su muerte (20 de octubre del 2016) Junko respondió qué la empujó a tocar el cielo.

“Es porque amo las montañas. Me encanta ir a donde nunca he estado antes. Así que me estoy desafiando a mí mismo a escalar los picos más altos de todos los países del mundo. Ahora tengo 76 años, y he escalado los picos más altos de 76 países. Estoy sufriendo cáncer, pero me gustaría seguir mi camino y escalar montañas”, dijo en aquel momento.

Descubriendo su pasión

Tabei nació en Miharu, la prefectura de Fukushima en 1939. Era la quinta de siete hermanos y en el seno familiar se la consideraba una niña frágil y débil. Pero esas etiquetas no representaban su alma aventurera. A los 10 años ascendió al monte Nasu, un volcán al norte de Japón. Esta experiencia cambió su vida para siempre y nadie pudo frenarla.

La vida universitaria en la Universidad femenina de Showa fue otro retro que superó. En Fukushima en ese momento, no había muchas chicas en la escuela secundaria, y casi ninguna iba a la universidad. La educación superior estaba enfocada para los hombres. Aún así, Tabei, que se graduó en literatura inglesa.

“Fui un caso excepcional. Sentí una especie de complejo de inferioridad al hablar con acento de Fukushima, porque la mayoría de las estudiantes eran de ciudades. Tuve la suerte de encontrar un amigo en el campus que iría a las montañas conmigo, así que caminamos juntos muchas veces. Cuando conocí a un grupo de estudiantes varones y supe que estaban en un club alpino, sentí mucha envidia.

Según cuenta Tabei, en 1962, se unió a un pequeño club de montañismo fuera de la escuela. “Casi todos los fines de semana salía a una zona de montaña, y durante la semana después del trabajo, entrenaba. Comencé a soñar con ir al Himalaya con un equipo de solo mujeres. Por esa razón, formamos el "Ladies Climbing Club".

Llegando al Everest y mirando a la muerte

El tan esperado ascenso a la montaña más alta del mundo fue en mayo de 1975. La japonesa logró escalar el Monte Everest. Junko utilizó la misma ruta que Edmund Hillary y Tenzing Norgay de 1953 para alcanzar la cima a donde llegó con el sherpa Ang Tsering, convirtiéndose en la primera mujer que escalaba el Everest.

Posteriormente, las mujeres acamparon a 6300 metros de altitud y allí se encontraban cuando una avalancha las golpeó. Las mujeres, incluida Junko, quedaron sepultadas por la nieve y piedras pero fueron rescatadas por los sherpas.

“Poco después de la medianoche del 4 de mayo, cinco de nosotros estábamos durmiendo en una tienda de campaña en el campamento 2. Sin ninguna señal, fuimos golpeados por una avalancha y enterrados bajo la nieve. Estaba enredada en la tienda y empujada debajo de los otros cuatro miembros del club. Comencé a sofocarme y pensé en cómo se reportarían nuestro accidente. Entonces, de repente los sherpas que nos acompañaban nos rescataron. Fuimos muy afortunados que ninguno de nosotros hubiera resultado herido, pero aun así pasaron tres días hasta que pude caminar y moverme normalmente", recordó.

Después de regresar de la cumbre, recibió felicitaciones del emperador de Japón, el príncipe heredero y la princesa, entre otros. "Pasaron dos meses hasta que pude establecerme en casa", recordó. "Mi hija de tres años tenía miedo de todas las cámaras".

Su lucha contra el cáncer

En 1992 Junko Tabei se convirtió, además, en la primera mujer en completar "Las Siete Cumbres", las montañas más altas del mundo y escaló picos en más de 60 países y cumplidos los 70 años continuó viajando al extranjero de manera regular para hacer montañismo unas cinco o seis veces al año. Años más tarde, esta impresionante mujer, tuvo que enfrentar otro retro: luchar contra el cáncer peritoneal.

Tras el terremoto y tsunami de marzo de 2011 que arrasó la zona noreste de Japón, Tabei comenzó a promover las escaladas de las montañas de la prefectura de Fukushima, donde ella nació y una de las más afectadas por el desastre.

La montañista, autora de numerosos libros incluida una biografía se definió como "una ama de casa que escala montañas". En 2008 obtuvo el galardón "Mountain Hero Award" del instituto de la montaña de Washington.

Tabei falleció en octubre del 2016 en un hospital de Saitama (a las afueras de Tokio) dejándonos una enorme enseñanza: nunca se rindan.