Ir a contenido

DERROCHE DE MILLONES, 'JETS, Y CO2

La sucia cumbre del clima de los famosos en Sicilia

Bradley Cooper, el príncipe Guillermo, Katy Perry y Leonardo DiCaprio llegan en 114 aviones al exclusivo campamento de Google para abordar el futuro del planeta

Laura Estirado

El príncpe Enrique, Katy Perry, Bradley Cooper, Stella McCartney, Leonardo DiCaprio y Priyanka Chopra son algunos de los invitados a la Google Camp en Sicilia.

El príncpe Enrique, Katy Perry, Bradley Cooper, Stella McCartney, Leonardo DiCaprio y Priyanka Chopra son algunos de los invitados a la Google Camp en Sicilia.

Quizá sea difícil calcular cuánto puede costar frenar el cambio climático, pero los 20 millones que la prensa italiana asegura que cuesta la séptima edición de la Google Camp que se celebra hasta el próximo domingo en la localidad siciliana de Selinunte, con más de 300 celebridades llegadas a la isla de todo el mundo', roza el escándalo. Este año el exclusivo campamento de verano del gigante tecnológico tiene como tema principal la crisis del clima. Los invitados, que vivirán a cuerpo de rey en el Verdura Resort, con habitaciones de lujo, flota de taxis y conciertos privados, han ido llegando hasta allí en varios megayates y en un total de 114 vuelos privados, que, a la postre, han acabado vertiendo a la atmósferea 100.000 kilos de CO2 (justo el problema que debe abordar la eco-cumbre-VIP.

Las comparaciones son odiosas, pero resulta que esta semana la joven activista sueca del clima, Greta Thunberg, ha avisado de que no irá en avión hasta Nueva York para participar en la cumbre climática de Naciones Unidas del 23 de septiembre para no contaminar, en su lugar va a cruzar el Atlántico en barco durante las próximas semanas.

Son dos maneras muy distintas de abordar una misma crisis planetaria.

La extravagante y exclusiva conferencia organizada por los cofundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, en la isla italiana se ha granjeado en las redes los apelativos de "hipócrita", "absurda" y "ridícula". Todo es 'top secret', no hay agenda oficial, pero la lista de este 'club Bilderberg 2.0' incluye, según la prensa estadounidense e italiana, a Barack Obama, el príncipe Enrique, Leonardo DiCaprio, Diane von Furstenberg, Oprah Windfrey, Bradley Cooper, Joe Jonas, Priyanka Chopra, Tom Cruise, Stella McCartney, Katy Perry, Orlando Bloom, los dueños de Netflix, Expedia o Triadvisor o el mismísimo fundador de Facebook, Mark Zuckerberg.

Rosalía y Chris Martin

Dicen que la tecnológica se ha gastado solo en paseos en Maseratis 200.000 dólares. El martes pasado Rosalía cantó para los invitados, y Chris Martin, de Coldplay, también ha delitado al personal junto a las ruinas del Templo de Hera, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. [El año pasado actuaron allí Sting, Lady Gaga y Harry Styles]

Entre los conferenciantes concienciados, el príncipe Enrique, que, para salvar el planeta, ha ofrecido su discurso descalzo, según publica el 'Daily Mail', si bien Buckingham Palace no confirma el extremo. El tabloide británico también explica que el nieto de Isabel II ha acudido a la cita en un avión privado pagado por el gigante tecnológico, generando 10 veces más emisiones de CO2 que si hubiera ido en un vuelo comercial, por lo que "necesitaría plantar 190 árboles para compensar su vuelo a Palermo".

La cantante Katy Perry y Orlando Bloom han llegado a Sicilia en el 'Rising Sun', el superyate del magnate estadounidense David Geffen -uno de los fundadores de Dreamworks-, una auténtica ciudad flotante valorada en 400 millones. El 'Ulysses', el megayate de 275 millones del hombre más rico de Nueva Zelanda, Graeme Hart, también ha fondeado en aguas sicilianas. Este barco, por ejemplo, dicen que gasta hasta 2.000 litros de combustible por hora.

Prohibido publicar fotos

Los asistentes, que tienen prohibido publicar fotos del evento en sus redes sociales [el año pasado la diseñadora Diane Von Furstenberg se saltó la norma y publicó una imagen en Instagram junto a la 'top' Karlie Kloss Harry Styles], se pagan ellos mismos el billete, si bien Google se encarga de su comodidad costeando el alojamiento en el Verdura Resort, un complejo con apartamentos separados cuyos precios van de los 900 a los 2.000 dólares la noche, que dispone de piscinas de talasoterapia, spas y campos de golf. 

Glamourous lunch break !@harrystyles @karliekloss

Una publicación compartida de @ therealdvf el 

Críticas en las redes

Tanto dispendio para una cita que se supone va a tratar de la crisis climática ha levantado ampollas en las redes sociales: "¿Hay algo más hipócrita que un grupo de personas ricas que vuelan en sus aviones privados por todo el mundo para sentarse en yates y discutir sobre el futuro de nuestro planeta?", ha criticado una usuaria de Twitter.

Su lamento no es el único. Otras voces más conocidas también están criticando la cita climática de Google. Por ejemplo, el presentador de la BBC Andrew Neil, que ha dicho: "Decenas de celebridades y ricos llegaron a Sicilia para una conferencia de Google. Vinieron en 114 aviones privados y una flotilla de superyates... La conferencia es sobre el calentamiento global... Bueno, ¿qué va a lograr la conferencia, aparte de una glamurosa fiesta para ricos?

Stuart Heritage, columnista de 'The Times', también se ha burlado del evento en un reportaje: "Si el mejor nombre que Google podría pensar para salvar al mundo es Harry Styles [One Direction], estamos todos jodidos".

Y la excandidata republicana de la Cámara de Representantes, Elizabeth Heng, también ha arremetido contra este evento secreto de la élite mundial: "Las famosos activistas del clima llegan al campamento de Google en yates, helicópteros y aviones privados… ¡Qué irónico!… 114 aviones privados alquilados para asistir a esta conferencia… Eliminando la huella de carbono, ¿eh?".