Ir a contenido

Raphael: "Me considero feminista, porque es lo normal"

El artista inicia este domingo en el Olympia de París la gira europea de 'Loco por cantar'

Eva Cantón

El cantante Raphael, en uno de sus conciertos.

El cantante Raphael, en uno de sus conciertos.

Una fachada, un teatro, un sueño. Los ecos de Juliette Greco, Gilbert Becaud y Maurice Chevalier. Edith Piaf, que le hizo llorar. Todo eso es el Olympia para  Raphael (Linares, 1943), que vuelve este domingo al templo parisino de la música para iniciar su gira europea de ‘Loco por cantar’ sin los nervios de aquel 1967, cuando actuó por primera vez en la capital francesa.

“Fue una noche que recordaré siempre. Por eso, pensé que en la gira podíamos hacer otra vez Europa como al principio de mi carrera. Y entonces me dije: empieza por el Olympia. Y aquí estoy. Pero no me trates de usted, que no soy tan mayor”, cuenta durante esta entrevista en el elegante café de la Paix.

O sea que el Olympia tiene un significado

Bueno, todo en la vida de un artista tiene un doble sentido. Cuando hago las cosas, las hago por algo. No canto por cantar. Canto por algo.

¿Por qué cantas?

Porque es mi pasión. Fíjate que con 57 años de carrera no me he cansado.

Tu primer trabajo fue de recadero en una sastrería. ¿El mundo de la moda se ha perdido a un genio?

Noooo. Yo soy lo que tenía que ser. Creo que eso estaba escrito. Y he trabajado para que esto ocurriera.

Eso de que te consideren un autor indie con 57 años de carrera ¿cómo se lleva?

Bien. Porque tienen razón. Siempre he sido un adelantado a mi tiempo. Siempre pregunto: ¿y mañana, qué?

"Siempre he sido un adelantado a mi tiempo. Siempre pregunto: ¿Y mañana, qué?

¿Incorporar la electrónica a la tradición sinfónica es solo un experimento o vas a seguir por ese camino?

Me temo muy mucho que voy a seguir por ahí. Soy un eterno inconformista. Cuando hablé con Lucas Vidal, que es quien ha hecho los arreglos, le dije que quería “un re, un algo más”. Se llevó las canciones a Estados Unidos y juntó el sonido sinfónico con el electrónico. Es la primera vez que se hace.

Si un extraterrestre hubiera aterrizado ayer en España, ¿cómo le explicarías lo del 8 de marzo?

Se hubiera quedado 'pasmao'. Pero si se hubiera informado de cómo está la cosa en España y en el mundo... Las cosas oficiales tardan más de lo debido, pero, por supuesto, está más cantado que 'La Traviata' que la mujer es exactamente igual que el hombre, en derechos y en todo.

¿Te consideras feminista?

Yo sí, pero tampoco voy publicándolo por ahí, porque es normal. Somos seres humanos, unos de género masculino y otros de género femenino

Y si el extraterrestre hubiera visto un autobús con la cara de Hitler ¿Qué le dirías?

Que se había equivocado de época.

En abril pasado te nombraron hijo adoptivo de la ciudad de Madrid ¿Qué te dijo Manuela Carmena?

Me encantó el acto. Estaba muy ilusionado porque soy un madrileño de pro. Vivo allí desde los nueve meses. Fue un premio muy bonito. Manuela es superencantadora y está haciendo muchas cosas por Madrid.

¿De Catalunya es mejor no hablar o hay que hablar digan lo que digan los demás?

Hay que hablar digan lo que digan los demás. Barcelona conmigo ha sido maravillosa siempre, toda mi vida. Estuve el 6 de octubre pasado, cuando salieron todas las banderas españolas. Ese día yo canté en el Sant Jordi.

"De Catalunya hay que hablar... digan lo que digan los demás. Barcelona conmigo ha sido maravillosa siempre"

¿Y te preocupa lo que está pasando?

Si. Me preocupa porque sé que en el fondo todo eso tiene arreglo.

¿Cómo?

No lo sé. No soy político, ni quiero.

¿Le corresponde a los políticos buscar soluciones?

Supongo que sí. Para que todo el mundo quede contento y vuelva la paz y la tranquilidad.

¿Cómo es eso de que conociste a Donald Trump?

Bueno, trabajé para él. El era el dueño, y creo que sigue siéndolo, aunque ya no es lo que era, de Atlantic City y contrató unos conciertos míos. Conocí  a su hija Ivanka, que entonces era una niña. De esto hace 20 años.

¿Te sorprende verle ahora de presidente?

Siempre me ha sorprendido! Entonces y ahora.

¿Para bien o para mal?

'No comment'.

Por curiosidad ¿dónde se guarda un disco de uranio?

En el museo Raphael de Linares, con todas las cosas que el público y la crítica han tenido a bien darme. Un día pensé que tener todo esto en mi casa estorbaba mucho (ríe) y Natalia se puso muy contenta de que en mi pueblo natal hicieran un edificio como museo. Ahí está todo.

¿El amor es mejor cuando todo está oscuro, como dice la letra de ‘Mi gran noche’?

No. Las cosas hay que verlas. Para poder enamorarse hay que ver, no solo intuir. ¡Tampoco hay que poner un foco de dos mil vatios!. Hay que mantener una ligera discreción.

Otra letra famosa: “Yo soy aquel… que reza cada noche por tu amor” ¿Eres creyente?

Sí, pero no beato. Hay una gran diferencia. El beato es el que dice que sí a todo sin preguntar por qué a nada. Quiero creer que hay algo más allá. Pero tampoco me hago demasiadas preguntas.