22 oct 2020

Ir a contenido

UNA ESTRELLA CONCIENCIADA

El do de pecho político de Taylor Swift

Por primera vez en su carrera, la reina del pop country se ha pronunciado sobre unas elecciones. El efecto entre los jóvenes ha sido palpable.

Idoya Noain

Taylor Swift y su madre, tras ejercer el voto adelantado al candidato demócrata al Senado Phil Bredesen, el 30 de octubre en Tennessee.

Taylor Swift y su madre, tras ejercer el voto adelantado al candidato demócrata al Senado Phil Bredesen, el 30 de octubre en Tennessee. / INSTAGRAM

Pronunciarse políticamente a favor de causas progresistas en Estados Unidos cuando se forma parte de la comunidad de la música country, en la que gran parte de la audiencia es conservadora, es complicado. Que se lo pregunten a las Dixie Chicks, boicoteadas por los fans, amenazadas de muerte y abandonadas por el patrocinador de su gira cuando en el 2003 criticaron a George Bush por la guerra de Irak y que no han conseguido recuperarse plenamente desde entonces. Taylor Swift, no obstante, juega en su propia liga.

La estrella del pop, de 28 años, durante un concierto. / AP

Swift desarrolla desde hace más de una década bajo sus propias pautas una estratosférica carrera. Nunca ha cedido a las presiones mediáticas para hablar de los candidatos a los que apoyaba o de sus puntos de vista políticos. “No es lo que decidí hacer, decidí hacer música”, decía en el 2008, con 18 años, cuando editó ‘Fearless’, el disco que la llevaría a los cuatro primeros de sus 10 Grammys, “No creo saber suficiente de la vida para decir a la gente por quién votar”, argumentaba cuatro años después.

La "diosa aria"

Como mucho se limitaba a colgar una foto en Instagram votando en las presidenciales del 2016 o a teclear en Twitter un mensaje de apoyo a las Marchas de las Mujeres que recibieron a Donald Trump en la Casa Blanca. Nunca respondió tajantemente a los neonazis y supremacistas blancos que la eligieron como su ídolo y llegaron a bautizarla como “diosa aria”. Y tampoco cuando fue objeto de críticas por hablar del 2017 como el “mejor año” cuando muchos en EEUU miraban con horror los primeros 12 meses de presidencia de Trump dejó que otros le dictaran el guion.

Ahora, a los 28 años, ha decidido escribir un nuevo capítulo. Cuando y como ha querido ha roto su silencio político. Y ante las trascendentales elecciones legislativas que EEUU celebra este martes, tras cerrar la gira estadounidense de su disco ‘Reputation’, la nativa de Pensilvania se ha mojado a favor de dos candidatos demócratas en su estado adoptivo, el sureño Tennessee, que Trump ganó por 26 puntos.

Por los derechos LGTBI, contra el racismo 

En un post el 7 de octubre alzó la voz en “la lucha por derechos LGTBI”, contra “cualquier forma de discriminación basada en orientación sexual o de género” y denunció el “prevalente, enfermo y aterrador racismo sistémico hacia la gente de color” que perdura en EEUU. Dijo que el historial de voto en el Congreso de la candidata republicana al Senado Marsha Blackburn contra el salario igualitario o las protecciones para mujeres víctimas de violencia doméstica le “horroriza y aterra”. Llamó a los jóvenes a registrarse y votar.

I’m writing this post about the upcoming midterm elections on November 6th, in which I’ll be voting in the state of Tennessee. In the past I’ve been reluctant to publicly voice my political opinions, but due to several events in my life and in the world in the past two years, I feel very differently about that now. I always have and always will cast my vote based on which candidate will protect and fight for the human rights I believe we all deserve in this country. I believe in the fight for LGBTQ rights, and that any form of discrimination based on sexual orientation or gender is WRONG. I believe that the systemic racism we still see in this country towards people of color is terrifying, sickening and prevalent. I cannot vote for someone who will not be willing to fight for dignity for ALL Americans, no matter their skin color, gender or who they love. Running for Senate in the state of Tennessee is a woman named Marsha Blackburn. As much as I have in the past and would like to continue voting for women in office, I cannot support Marsha Blackburn. Her voting record in Congress appalls and terrifies me. She voted against equal pay for women. She voted against the Reauthorization of the Violence Against Women Act, which attempts to protect women from domestic violence, stalking, and date rape. She believes businesses have a right to refuse service to gay couples. She also believes they should not have the right to marry. These are not MY Tennessee values. I will be voting for Phil Bredesen for Senate and Jim Cooper for House of Representatives. Please, please educate yourself on the candidates running in your state and vote based on who most closely represents your values. For a lot of us, we may never find a candidate or party with whom we agree 100% on every issue, but we have to vote anyway. So many intelligent, thoughtful, self-possessed people have turned 18 in the past two years and now have the right and privilege to make their vote count. But first you need to register, which is quick and easy to do. October 9th is the LAST DAY to register to vote in the state of TN. Go to vote.org and you can find all the info. Happy Voting! ������

A post shared by  Taylor Swift (@taylorswift) on 

Desde entonces ha seguido usando la red para publicitar en 'stories' fotos de fans que ya lo han hecho o para posar junto a su madre tras usar personalmente el voto adelantado a favor del septuagenario candidato demócrata al Senado Phil Bredesen, una imagen a la que acompañó del mensaje: “Queremos liderazgo, no extremismo basado en el miedo”.

Trump critica, los jóvenes escuchan

Que poco más de dos millones de seguidores de los 122 que tiene en Instagram le dieran al botón de 'me gusta' cuando colgó el primer mensaje político de octubre apunta a que parte de sus fans preferirían que Swift siguiera callada. Quizá piensen lo mismo que Trump, que reaccionó diciendo que la música de Swift le gustaba ahora “un 25% menos”. Para otros muchos, sin embargo, el mensaje ha sido útil.

En el sitio Vote.org recibieron en las 24 horas siguientes al primer mensaje 155.000 visitas 65.000 personas se registraron. Dos días después las consultas se elevaban hasta 400.000 y casi el 42% de quienes se registraban tenían entre 18 y 24 años. “Nunca hemos visto un periodo como este”, decían en éxtasis desde una organización que sabe de la importancia de movilizar al voto joven. Swift está ahora de gira en Australia pero el martes en Tennessee, y en todo EEUU, puede que se oiga el eco de su voz, de este do de pecho político.