Ir a contenido

VACACIONES EN PALMA

Felipe VI sale a entrenar con el nuevo 'Aifos 500'

El Monarca participará esta semana en la Copa del Rey de Vela en categoría Swan 50

Felipe VI, a bordo del Aifos 500, con el que participará en la Copa del Rey de Vela.

Felipe VI, a bordo del Aifos 500, con el que participará en la Copa del Rey de Vela. / BALLESTEROS (EFE)

El rey Felipe VI se ha embarcado este domingo en el nuevo 'Aifos 500' para participar en una sesión de entrenamiento con la tripulación de la Armada Española el día antes de que arranque la 37 edición de la Copa del Rey de Vela en aguas de la bahía de Palma. El Monarca, con bermudas azules, polo blanco y la mochila al hombro, ha llegado poco antes de las 12.30 horas a Porto Pi, la base militar que está cerca del palacio de Marivent, donde estaba atracado el velero.

Tras bajarse de su vehículo, el Rey ha ido caminando por el muelle hasta el 'Aifos 500' en compañía de su patrón, el almirante Jaime Rodríguez Toubes. Ya en la cubierta, ha saludado a los integrantes de la tripulación con los que va a competir en la categoría Swan 50 de la Copa desde este lunes y hasta el próximo sábado, 4 de agosto. Con la bandera de España en la popa, el velero ha zarpado para dirigirse a una de las áreas de regata habilitadas para los entrenamientos.

Barco de última generación 

El 'Aifos 500' es un barco de última generación cedido a la Armada por un astillero finlandés para renovar el monocasco del mismo nombre con el que Felipe VI había competido en los últimos años y que ya tenía más de dos décadas de antigüedad, lo que le había hecho perder competitividad.

El velero 'viejo' de la Armada está en dique seco en Porto Pi, justo al lado del nuevo, que mantiene la misma denominación de 'Aifos' (Sofía, al revés), a la que se ha añadido el 500 con motivo del quinto centenario de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano, que se conmemora en 2019.

Felipe VI no ha tenido ocasión de navegar con el nuevo monocasco, que solo ha participado en tres regatas desde el pasado mes de mayo. Por ello, antes del comienzo de la competición, el Rey ha querido tomar parte en el entrenamiento para integrarse con el resto de la tripulación y familiarizarse con el barco.

Ausencia del rey Juan Carlos

Estaba previsto que el rey Juan Carlos también compitiera este año en la Copa de vela, algo que no ocurría desde el 2009, y coincidiera con su hijo, aunque en distintas categorías, pero finalmente no lo va a hacer por recomendación médica debido a una lesión de muñeca que le causa problemas musculares en la espalda.

La 37 edición de la Copa va a batir récord de participación, con 154 embarcaciones de 29 países y más de 1.500 regatistas, distribuidas en 12 clases, lo que la convierte en la mayor regata de vela de alta competición del Mediterráneo.