27 feb 2020

Ir a contenido

CRÍTICA ALUSIVA

Lagerfeld compara a Weinstein con un cerdo con traje y corbata

El diseñador alemán publica una caricatura del productor en un diario alemán

El Periódico

La caricatura de Karl Lagerfeld sobre Harvey Weinstein para el suplemento mensual del diario ’Frankfurter Allgemeine Zeitung’.

La caricatura de Karl Lagerfeld sobre Harvey Weinstein para el suplemento mensual del diario ’Frankfurter Allgemeine Zeitung’.

El mundo entero está impactado con la oleada de acusaciones de acoso sexual en Hollywood. Una de las celebridades que ha mostrado mostrado su repulsa ante esta serie de escándalos, ha sido Karl Lagerfeld. El célebre diseñador y empresario ha publicado en el suplemento mensual del diario 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' ('FAZ') una caricatura donde compara a Harvey Weinstein con un cerdo.

"¿Quién conoce a Harvey Schweinstein?", destaca en el texto que acompaña a la caricatura que se podrá ver este sábado en la citada revista. El director creativo de Chanel, ha utilizado el apellido del productor estadounidense para convertirlo en un “cerdo de piedra”, que podría ser la traducción de "Schweinstein".

Una mezcla de poder y acoso sexual

“Nunca me ha gustado este personaje”, ha sentenciado el alemán al editor de la revista del 'FAZ', cuando envió su parodia, en la que critica sin piedad su comportamiento. El boceto de un cerdo con grandes orejas, con traje y corbata, no requiere ningún tipo de comentario para adivinar lo que Legerfeld piensa sobre el acoso sexual que practican los poderosos del mundo del espectáculo.

Alfons Kaiser, el editor de la revista, ha explicado que Lagerfeld le comentó que siempre había tenido discrepacncias con Weinstein. “Mostrar a Weinstein como un cerdo demuestra que esta persona no tiene control sobre sí mismo y come como un animal. Se trata de una persona que se complace incontrolablemente con sus impulsos. Para Lagerfeld, que es una persona disciplinada, incluso la desinhibición puede ser una imagen de terror. La brutal mezcla de ejercicio de poder y acoso sexual, no es indiferente al diseñador, que conoce a muchas de las víctimas", concluye.