GRAN AUSENCIA

Ernesto de Hannóver desconecta en Eivissa antes de la polémica boda de su hijo

El exmarido de Carolina de Mónaco está en contra de que su heredero Ernesto Augusto se case con una diseñadora rusa

Ernesto de Hannover, de vacaciones en Ibiza / GTRES

1
Se lee en minutos

Las cámaras de los paparazzis han podido captar a un tranquilo Ernesto de Hannóver antes de un fin de semana cargado de alto voltaje. El exmarido de Carolina de Mónaco se ha dejado ver en aguas de Eivissa junto a unos amigos. Charlando tranquilamente en un yate, nada parece quitarle el sueño al jefe de la casa de Hannóver, que incluso protege su cuero cabelludo con un sombrero, tras haberse bronceado quizás en exceso.

Sin embargo, sí hay algo que le preocupa: este sábado está previsto que su hijo Ernesto Augusto Jr., de 33 años, contraiga matrimonio en la iglesia luterana del condado alemán de Hannóver con la diseñadora rusa Ekaterina Malysheva, un enlace contra el que ya se ha posicionado Ernesto de Hannóver y al que ha declinado asistir.

Lejos de estar feliz por la boda de su heredero, que este jueves celebra el enlace civil, Ernesto padre ha iniciado una inédita guerra familiar después de que su hijo, al que ha llamado "ingrato" en varias ocasiones, anunciara la boda. El padre ya había indicado que no bendeciría este enlace.

Ernesto de Hannóver ha emprendido en varias ocasiones acciones legales para recuperar regalos hechos a su hijo, como el castillo de Marienburg y otras propiedades repartidas en Alemania y Austria. También ha intentado recuperar el cargo de presidente de la Fundación Duque de Cumberland, una posición que ahora ocupa su hijo mayor. Esta organización es importante porque administra las propiedades de la familia.

LOS INTERESES DE ERNESTO DE HANNÓVER

Noticias relacionadas

El jefe de la casa de Hannóver ha iniciado estos trámites porque teme que una hipotética separación de la pareja haga que de los bienes de los Hannóver se troceen y pasen a manos de la diseñadora rusa, según ha asegurada al diario 'Handelsblatt'. Ernesto de Hannóver afirma que no le gusta estar peleado con su hijo, pero que lo hace porque "está en juego la preservación de los intereses de la casa Hannóver".

En el enlace del heredero de los Hannóver estará la ‘crème de la crème’ de la realeza europea, incluido el rey Felipe VI.