Ir a contenido

ESTILISMOS VARIOPINTOS

Gala MET: Madonna vestida de Rambo deja en 'shock' a Sarah Paulson

La fiesta del Metropolitan de Nueva York tuvo otros momentos para el recuerdo: el selfi-wc de las Kardashian y la presentación del novio de Selena Gómez

Laura Estirado

La gala rendía homenaje a la excéntrica diseñadora de moda japonesa Rei Kawakubo.  / EFE VÍDEO

La gala rendía homenaje a la excéntrica diseñadora de moda japonesa Rei Kawakubo. 
Las redes se han hecho eco del momentazo Madonna en la gala del MET, cuando Sarah Paulson se ha quedado patidifusa ante el modelo de la reina del pop.

/

No ha pasado tanto, tan solo un año. En la gala del MET del 2016 Madonna volvió a acaparar casi todos los flases con un Givenchy que dejaba al descubierto sus posaderas y sus pechos sin ceder a la ley de la gravedad ni al tiempo (entonces  57 años, hoy 58). Le llovieron críticas a mansalva por la elección del encaje negro. Justo lo que quería la diva, que se hable de ella aunque no sea para bien. "Mi vestido en la gala del MET era una declaración política, así como una declaración de moda. El hecho de que la gente realmente crea que una mujer no tiene permitido expresar su sexualidad y ser aventurera después de cierta edad es una prueba de que todavía vivimos en una sociedad atrasada y machista", dijo entonces.

En la alfombra roja de la gala del Metropolitano de Nueva York celebrada este lunes, la reina del pop ha vuelto a hacerlo. Su vestido a lo Rambo, con capa de red militar de camuflaje en plan 'Acorralado' -a 7 euros en internet la pieza de un metro por 2,50- se ha llevado la palma en las crónicas especializadas en alfombras rojas y entre los tuiteros. La elección del diseño de Jeremy Scott para Moschino  –llegó a la gala del brazo del diseñador– ha sido interpretado por algunos como premonitoria: "Madonna, preprada para la Tercera Guerra Mundial" o "En pie de guerra contra Trump".

El estilismo, guste más o menos, ha sido todo un bombazo y ha dado pie a una de las escenas más hilarantes de la noche. Se ha producido cuando Sarah Paulson, actriz de 'American Crime Story: The People v. O.J.', posaba para la prensa hasta que se ha percatado que tras ella llegaba Madonna. Su cara de sorpresa no ha podido ser más gráfica, causando furor en las redes sociales. "Todos somos Sarah Paulson", ha sido el mantra más repetido.

Madonna una vez más se ha salido por la tangente, interpretando el tema de esta edición de la gala del MET, dedicacada esta vez a la excéntrica diseñadora de moda japonesa Rei Kawakubo y su firma Comme des Garçons, considerada desde hace medio siglo por sus inusuales diseños de grandes volúmenes y su constante innovación.

RIHANNA Y PERRY LO CLAVARON

Más acordes con la temática de la fiesta fueron Katy Perry, con un espectacular Maison Margiela diseñado por John Galliano (foto de la derecha), y Rihanna, de Comme des Garçons (en la imagen inferior). Su voluptuoso vestido, compuesto por cientos de pedazos de tela en forma de pétalo en tonos rojos y rosas, ha tenido sus 'réplicas' en las redes, donde ha sido comparada con un cesto de ropa sucia.

Por su belleza y originalidad, uno de los vestidos más alabados fue el de la actriz Blake Lively, que acudió con su marido Ryan Reynolds y que vistió un Versace dorado, de profundo escote, con una colorida cola formada por plumones de distintos tonos azules. Fueron una de las parejas más apasionadas de la noche.

También destacó la hija de Melanie GriffithDakota Johnson, que vistió un elegante Gucci negro con voluminosos hombros y falda, formados por grandes flores en el mismo color.

LA ANFITRIONA, DE CHANEL

Anna Wintour, la editora del 'Vogue' y anfitriona de la gala, llegó a la alfombra roja con su eterna media melena rubia y un Chanel en tonos amarillos y con lentejuelas doradas, además de una banda de plumas en los mismos colores a media pierna. Su deseo de que esta gala, que pretende recaudar fondos para el museo –a 30.000 dólares se paga el cubierto– y servir de carta de presentación de la nueva expo del museo, dedicada a Kawakubo, se ha visto esta vez desbordado por la crónica social.

Por ejemplo ha servido para que Jennifer López acudiera con su flamante nueva pareja, el exjugador de béisbol Alex Rodríguez, vestida con un romántico y ligero Valentino en azul pastel.

EL CLAN DEL SELFIE-WC

El clan Kardashian no podía dejar de aportar su granito de arena espectacular y excéntrico a la fiesta, desafiando las órdenes de la anfitriona de nada de selfis en la fiesta. Se hicieron uno en el lavabo. 

Si bien Kim llegó a la alfombra roja menos ostentosa que de costumbre -como viene sucediendo desde su atraco a mano armada en París-, y sin su marido, el cantante Kanye West, su hermana Kendall Jenner lució un vestido de La Perla Haute Couture que dejaba poco a la imaginación y que recordaba muy mucho al modelo lencero de la gran gurú de la moda que es, desde hace 40 años, Madonna. 

La pequeña de la familia, Kylie Jenner, prefirió ir más recatada, con un diseño de Donatella Versace en tonos rosas con brillos, largos flecos y flores, y con un sencillo peinado liso en rubio platino y un corte por encima del hombro.

Cabe destacar que en la "epic bathroom photo" también aparece Paris Jackson, en el centro, luciendo brazo tatuado y sonrisa XL.

Otro de los momentazos de la noche llegó con la presentación oficial del nuevo novio de Selena Gómez. La cantante, que llamó la atención por su llamativa sombra de ojos fucsia, aprovechó el evento para presumir de pareja, el rapero The Weeknd, de nombre Abek Makkonen Tesfaye. La pareja, de 24 y 26 años, respectivamente, publicó recientemente su primer selfi juntos en Instagram, pero no se habían dejado ver juntos en ningún evento público hasta ahora. En su 'puesta de largo', no han escatimado en besos y arrumacos. Ella por cierto vestía de Coach, la firma con la que colabora como imagen.

Temas: Moda Madonna

0 Comentarios
cargando