Ir a contenido

El DIBUJANTE sigue sacando punta al mundo

El 'suquet' de Forges

El humorista gráfico vuelve con 'Lo más de la Historia de Aquí'

«Franco era odioso y el franquismo, además de sangriento, convirtió la estupidez en 'cutrelux'», afirma el autor

ANNA ABELLA / BARCELONA

Forges presenta el recopilatorio ’Lo más de la historia de aquí’. / F. SENDRA / VÍDEO: MÒNICA TUDELA

Lleva 51 años Antonio Fraguas, Forges, sacándole con su humor todo el jugo a la realidad. Este martes ese suquillu se marinó con un suquet gastronómico que el autor compartió con la prensa en Casa Leopoldo, restaurante del que era amante su amigo Manuel Vázquez Montalbán. «Me decía que entre ladrillo y ladrillo de libro que le tocaba leer se cogía el Robinson Crusoe de Defoe». Forges presentaba Lo más de la Historia de Aquí (Espasa), una selección en tres volúmenes del célebre coleccionable que empezó en los 80 y siguió en Historia Forgesporánea. El primero va desde Atapuerca a Fefe Botesha, pasando por los árabes; el segundo saldrá en mayo y llega hasta Franco, y el tercero, en octubre, llegará hasta hoy, actualizado con Juan Carlos y Felipe VI.

«No soy mucho de odiar pero si a alguien encuentro odioso es a Franco». Y tras recordar que el franquismo, además de «sangriento, convirtió la estupidez y la tontería en cutrelux», se lanza Forges a imitar la voz de falsete del dictador antes de contar una anécdota de cuando le tuvo al ladito en 1959. «Estaba en TVE, en telecine, y me enviaron de ayudante del cámara al aeropuerto porque llegaba Eisenhower. El diplomático Jaime de Piniés hacía de traductor. Eisenhower agradeció a Franco el gesto de recibirle y este le dice a Piniés: 'Dígale que parece más alto que en las fotos'. Piniés, en cambio, tradujo: 'Le agradezco que haya aceptado mi invitación'. Otra vez le vi en TVE y pensé que era como un besugo grande vestido con traje».

«Es importante conocer tu historia porque, como decía Heráclito, 'los pueblos que se olvidan de su pasado están obligados a repetirlo', o son obligados...». ¿Por quién? «Depende de cada uno, en Madrid, por Mourinho, que le tengo manía y hablando mal de él siempre se queda bien», bromea este fan del Athletic.

Ha creado personajes como los Blasillos y la Concha y Mariano e inventado palabros como bocata (hoy en el diccionario de la RAE) y formidéibol. «Esos fue para tomar el pelo a los pijos de calcetines a rombos que estudiaban inglés porque los de clase media baja, como yo, solo llegábamos al francés». Opina que si hay algo que une «a todos los íberos» es pensar «no, si ya verás tú como..», porque España se formó con una «avalancha de civilizaciones y culturas que pasaron bajo, entre y sobre nosotros. Pensamos como griegos, hablamos distintas formas de latín, rezamos como los hebreos, contamos como los fenicios, bailamos como los musulmanes y nos insultamos como los aztecas y los toltecas».

Recuerda Forges, autor de más de 80.000 chistes gráficos, a Jorge Luis Borges, a admirados colegas desaparecidos como Miguel Gila y Jaume Perich -«un genio que nos convenció a muchos de dedicarnos a esto»- y elogia a otro incombustible como él mismo, Francisco Ibáñez. «Fui su primer admirador. Él se lo pasa de miedo con lo que hace. Nos queremos y reímos mucho».