#SALVADOS ZAIDA

Capitán Zaida Cantera: "Desde el momento en que denuncio soy un problema, pero no me arrepiento"

La militar asegura a Jordi Évole que la gente desconoce lo que ocurre dentro del Ejército

1
Se lee en minutos
ADRIÀ ROCHA / BARCELONA

"Antes de que todo pasara yo era muy feliz en las Fuerzas Armadas, pero una vez denuncié el acoso me convertí en un problema". Así se ha expresado la capitán del Ejército de Tierra Zaida Cantera, protagonista del programa 'Salvados' de este domingo, que ha relatado su experiencia personal dentro de la institución. "Aunque vivamos en un país democrático, el Ejército no se rige por los mismos valores. La sociedad no tiene ni la más remota idea de lo que pasa dentro: de hecho, justo cuando entras te dejan claro que uno está allí para obedecer, no para pensar", indica Cantera. 

Todo empieza para la militar cuando, en 2008, cuando ella era capitana, destinan a su unidad al teniente coronel José Lezcano-Mujica. "Nos mandan a los dos a una conferencia en Valladolid y antes voy a su despacho a presentarme. Y me dice: 'Serás mi secretaria, como esas de falda corta'. A partir de este punto empezó a intentar tocarme, hasta que me planté", asegura Cantera, que cuenta que acto seguido él la amenazó. 

Preguntada por Jordi Évole, la agredida narra el acoso laboral que sufrió después por parte de Lezcano-Mujica y sus subalternos: "Ordenó que me quemaran una tienda de campaña en la que supuestamente tenía que estar yo y me agredió físicamente. En este punto, denuncié".

EL TENIENTE CORONEL, CONDENADO

El agresor fue condenado por un tribunal militar a 2 años y 10 meses de cárcel, de la que ha salido a finales de febrero de 2015 en libertad condicional. Pero, según Cantera, los problemas no se acabaron después del juicio. La por aquel entonces capitana fue destinada a Sevilla, donde siguió siendo acosada laboralmente por otros oficiales compañeros de promoción de Lezcano-Mujica.

Noticias relacionadas

En vistas a la situación, el marido de Cantera --también militar-- decide acudir a UPyD, que intenta ponerse en contacto con el Ministerio de Defensa. El esposo de la comandante se entrevistó con la diputada Irene Lozano, la misma con la que Évole ha hablado en el programa. Lozano ha relatado como recibió una llamada del jefe del Estado Mayor del Ejército, quién le pidió que dejara el caso a cambio de "perdonar a la militar"

Finalmente, Cantera recuerda los hechos con perspectiva: "Todos menos Lezcano-Mujica han sido premiados y ascendidos. Aún así, no me arrepiento de nada de lo que he hecho. Aunque voy a dejar el Ejército, si consigo que algo cambie, todo lo vivido habrá tenido sentido".