en 'Salvados'

'Salvados' aborda el alza de las desigualdades en España por la crisis económica

Évole evalúa junto a cuatro analistas los efectos de las políticas económicas en la redistribución de la riqueza y la irrupción de Podemos

Las diferencias sociales en España, tratadas en el programa de Évole.

Las diferencias sociales en España, tratadas en el programa de Évole.

5
Se lee en minutos

Los salarios medios en España han bajado y han llevado al país a conseguir el escaso honor de alcanzar la segunda posición de Europa en desigualdad social tras Letonia. La brecha entre ricos y pobres se agranda. Los invitados del programa 'Salvados' de este domingo, presentado por Jordi Évole, han coincidido en el diagnóstico de la situación pero como era previsible han discrepado en las formas adecuadas para mitigar los resultados de la reveladora estadística. Y es que un club de 100 afortunados concentran en España el equivalente al 15% del PIB del país, algo que no deja de soliviantar a las mayorías. Nueva excusa para evaluar y analizar también el nacimiento del partido Podemos en la oferta política española como reacción al nuevo mapa de la riqueza en España. 

Évole ha recurrido como en alguna otra ocasión en su programa a la fórmula de mesa redonda, 'de petit comité', para discutir el asunto. La ideología se plasma en forma de abanico virtual en torno a una mesa.  Cuatro expertos de dilatada trayectoria han dado su punto de vista y han dibujado una España que refleja claramente los efectos de la crisis y las políticas de los últimos años. Para Antón Costas, economista y presidente del Círculo de Economía, es imposible negar que las diferencias salariales son elevadas en España: "Hay salarios y pensiones de la alta dirección que no tienen justificación económica ninguna". Manuel Pimentel, exministro de Trabajo y Asuntos Sociales en el primer gobierno de José Mª Aznar; Gustavo García, director de la Casa de Amparo y del Albergue Municipal de Zaragoza; y el politólogo José Fernández Albertos completan el elenco de sabios dispuestos a radiografiar la realidad.

El directivo mayor pagado de España gana ocho millones de euros anuales (Pablo Isla, presidente de Inditex). Las diferencias entre los mejor pagados y los peor pagados en una misma empresa puede llegar a 100 veces. Desde el ya habitual estilo costumbrista, sonido ambiente y narración casi poética de las dificultades de los ciudadanos, Évole ha recurrido este domingo a una descripción de las desigualdades casi cinematográfica para conducir suavemente al espectador a la mesa de análisis.

EL CAMBIO DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

"Lo sorprendente, casi inquietante es que los políticos españoles no tienen el tema de la desigualdad en su agenda", opina Costas. Gustavo García, en la trinchera de la ayuda social, confirma que personas con 35 años de cotización recurren cada vez más a servicios de asistencia social. Ya no se trata de una anécdota, es una realidad mucho más amplia que lo que se quiere reconocer, advierte. Pimentel reconoce el cambio social registrado en España, pero recuerda que la economía puede ir mejor y sin embargo haber muchas personas en dificultades. PIB, empleo y pobreza pueden tener evoluciones dispares.

POBREZA ENQUISTADA

Costas advierte de que si la duración de la crisis es excesiva, la pobreza puede enquistarse y pese a la recuperación de la economía, los parados de larga duración habrán perdido el tren de la mejora general. Algo ha cambiado con respecto al pasado. Hace unas décadas, la pobreza con trabajo era superable. En la actualidad, da la sensación de que los hijos tendrán peor futuro económico que sus padres. 

IMPUESTOS

Sobre impuestos las recetas contra la crisis varían según el posicionamiento político. Pimentel puntualiza que los impuestos son altos en España. Évole replica que la rebaja de impuestos propuesta por el Gobierno beneficiará especialmente a las rentas más altas. Costas aconseja que para salir de la recesión sería aconsejable la reducción de impuestos a las rentas más bajas, ya que esa medida fomenta el consumo. Gustavo García ha defendido la subida de impuestos para fomentar las ayudas públicas y ha criticado repetidamente a los economistas ("que son como Gila"), cuyas soluciones a la crisis siempre van en contra de las mayorías.

EL FIN DE LA REBAJA SALARIAL

Pimentel ha reconocido que los salarios en España no pueden seguir bajando. Tener trabajo no garantiza salir de la pobreza, al establecer relaciones laborales que priman los denominados trabajos de cero horas, en los que el empleador decide que jornada laboral aplica al trabajador en función de las necesidades de producción. En opinión de Costas, en los últimos años, fruto de la caída de salarios, se han producido grandes excedentes en las empresas pero que no se han canalizado hacia la inversión. 

LIMITACIÓN DE SUELDOS

En opinión de Pimentel, está bien que Amancio Ortega, dueño de Inditex y una de las personas más ricas del mundo, viva en España. Cargar contra los ricos puede llevar a posiciones contrarias a los emprendedores, que al final son los responsables de impulsar nuevos contratos. Gustavo García opina que es necesario que los empresarios ofrezcan salarios justos para fomentar una sociedad más justa. La vinculación de los salarios a la productividad es un tema recurrente a la hora de evaluar los niveles existentes. ¿Tanto producen los altos ejecutivos para recibir esos sueldazos? Antón Costas reconoce que esos megasalarios no están generalmente justificados ni pueden explicarse en términos de productividad. La propuesta de limitar los salarios 'por arriba', realizada por Podemos, es recibida con una clara posición contraria por parte de Pimentel.

TIEMPOS PARA ESPECULAR

Hay periodos de la historia en los que es más rentable especular que producir. La economía productiva debe ser más rentable, y Pimentel reconoce que en estos momentos es más atractivo especular. El que García define como capitalismo de casino ha llevado a los trabajadores sociales a tener serias dificultades para motivar a los desempleados a buscar empleo, ante la falta de esperanzas de mejora social que existen actualmente.

CAPITALISMO SIN ESPERANZA

El capitalismo consiguió una cierta legitimación histórica al ofrecer la esperanza de una mejora personal por la vía del trabajo. Ese axioma explicado por Costas se ha roto en la realidad española actual. Desahucios, paro o sueldos bajos son tres ejemplos de esa situación desesperanzadora y que ni políticos ni economistas son capaces de atajar.

PODEMOS

Noticias relacionadas

¿Por qué el voto de los ciudadanos va a las opciones políticas que apoyan los recortes? Évole aprovecha la pregunta lanzada al aire por Costas para introducir el nacimiento de Podemos en la oferta política española. El politólogo José Fernández Albertos considera que pese a la aparición de Podemos no se ha producido un cambio especial en la estructura social española. El mensaje de Podemos puede ser interclasista, según Fernández, ya que cumple con la premisa de hacer propuestas que no van específicamente contra nadie. Nadie tiende a considerarse 'un rico'. 

La conclusión es clara. La crisis ha tenido efectos desiguales en la población. Como consecuencia, las grandes élites perciben el movimiento de reacción de Podemos como una clara amenaza a la situación de los últimos años, opina Fernández. Pimentel considera que Podemos "vive un momento dulce", pero no van a conseguir ninguna mayoría, sólo un mayor reparto de la composición del Parlamento.