EL ENIGMA DE UN FARSANTE MEDIÁTICO

¿Dónde está el pequeño Nicolás?

El joven acusado de estafar a decenas de personas gracias a sus supuestos contactos con las altas esferas se esconde mientras sigue siendo 'trending topic'

Varios montajes que parodian el afán de Nicolás por fotografiarse con famosos.

Varios montajes que parodian el afán de Nicolás por fotografiarse con famosos.

2
Se lee en minutos
MIREYA ROCA / BARCELONA

La rocambolesca historia de Francisco Nicolás Gómez-Iglesias, alias el pequeño Nicolás, sigue inundando las redes sociales. El joven que acabó en el calabozo acusado de estafar a decenas de personas a las que prometía el oro y el moro gracias a sus supuestos contactos con las altas esferas políticas y empresariales sigue siendo trending topic, con centenares de memes o montajes humorísticos. Antes de pisar la cárcel colgaba fotos con los poderosos; una vez sabido que era un farsante, se ha escondido en su casa mientras las redes se inundan con parodias sobre él.

Tras codearse con lo más selecto de la política y la empresa, Nicolas fue detenido en casa de su abuela por la Policía Nacional el pasado 14 de octubre, con los cargos de falsedad, estafa y usurpación de identidad. A sus 20 años, ha sido capaz de infiltrarse en lo más granado de la economía y la política del país, apareciendo en reuniones con empresarios del Ibex-35, en una recepción del rey Felipe e incluso vendiéndose como asesor del Gobierno y otros cargos falsos. Y eso que era un pésimo estudiante. De hecho, apenas pisaba las clases del Centro Universitario de Estudios Financieros (CUNEF), donde estudia Derecho, porque le gustaba más el bar. Y con el revuelo que han causado sus andanzas es más que posible que no acabe ni la carrera. «No podré volver a la universidad porque soy trending topic», exclamó tras ser arrestado.

Tras su detención por tratar de estafar a unos empresarios (según revela Interviú ofreció a Josep Lluís Núñez sus servicios para evitar la cárcel), el chico del que dicen que se hizo pasar por un hijo ilegítimo del Rey Juan Carlos, negoció para la infanta y pactó con el clan Pujol, se encuentra recluido en un piso, no se relaciona ni habla con nadie, excepto con Isabel Mateos, alias la Pechotes, a la que considera su novia, aunque ella lo ha negado, insistiendo en que Nicolás es su mejor amigo.

Noticias relacionadas

La joven, de 19 años, relaciones públicas y asidua de la noche madrileña, asegura que su amigo «se encuentra tranquilo en casa». Además, afirma que ambos iban a sitios normales, lo que contrasta con otras informaciones en las que se aseguraba que el joven llegó a gastar 2.000 euros en una noche en una discoteca marbellí. Según la Pechotes, su mejor amigo es «un adulto encerrado en un cuerpo de niño» que ahora mismo espera de que los medios le dejen tranquilo.

MONTAJES HISTÓRICOS / Mientras Nicolás niega los delitos que se le imputan, las redes sociales lanzan una serie de instantáneas con ilustres que le faltaban (había posado con Ana Botella, Esperanza Aguirre, el rey Felipe, entre otros) y también le hacen partícipe (con montajes) en algunos de los acontecimientos claves de la historia, desde el asesinato de J. F. Kennedy hasta el cuadro de La última cena. Incluso aparece en el selfie que se hicieron varios actores de Hollywood en la última gala de los Oscar y en un encuentro entre Franco y Hitler. Igual sale en una instantánea junto al rey Juan Carlos tras cazar un elefante en África que se le ve cogido de la mano de una triste Isabel Pantoja camino del juzgado. O con la selección española de fútbol, o con Fernando Alonso, como si fuera su compañero de Ferrari durante la presentación del equipo de fórmula 1. En otro montaje, el joven posa con Santiago Segura promocionando Torrente 5. Su historia también es de película de humor.