Ir a contenido

una leyenda con ocho nietos y cuatro hijos

Ron Wood, «preparado» para ser otra vez padre

El 'stone', de 67 años, accede a dar un hijo a su mujer, de 36

FERRAN IMEDIO
BARCELONA

Cualquier día veremos a Ronnie Wood paseando un carrito de bebé por el Eixample derecho de Barcelona, donde se compró un pisazo en una finca regia el año pasado. Y no porque sea abuelo, que por edad (67 años) ya le toca, sino porque su novia, Sally Humphreys, de 36, ha admitido que están buscando un hijo. Se casaron en diciembre del 2012, así que parece un paso lógico en su relación.

La productora teatral, más joven que Jesse, el primogénito del stone, que ya tiene cuatro hijos, explicó en una entrevista al Daily Telegraph que quiere tener descendencia. «Como el tiempo avanza inexorablemente, me gustaría tener hijos. Obviamente hemos hablado mucho sobre esto. Y le podemos preguntar [a Wood], y su respuesta sería: 'Bueno, eso estaría bien'. Está preparado para ello. Yo creo que sería maravilloso, pero no sé si va a suceder. Yo espero que sí», explica la joven, ilusionada.

CAMBIO DE OPINIÓN / Por lo que comenta Humphreys, Wood ha cambiado de parecer al respecto, ya que en otoño pasado admitió en una entrevista que sería «duro» convertirse en padre a su edad. También le resulta duro, aunque no tanto porque lo explica con una sonrisa en los labios, lo que le ocurre bastante a menudo cuando van juntos por la calle: le confunden con el padre de ella. Algo normal porque les separan 31 años.

La señora Woods (apellido que antes lucieron las entonces modelos Krissy Findlay, entre 1971 y 1978, y Jo Karslake, entre 1985 y el 2009) fue bien acogida desde el primer momento por la familia del músico, especialmente entre sus hijos, a pesar de que solo habían pasado seis meses entre que se conocieron y se casaron. De hecho, consideran que Humphreys «es exactamente lo que él necesita» porque «no es una de las mujeres superficiales» con las que su padre solía salir.

«TÍA SALLY» / La prueba del buen rollo que hay entre la mujer de Wood y sus descendientes es que los nietos del músico la llaman «tía Sally» en vez de «abuela Sally». Y ella está encantada con el cariño que le profesan. «Todo en la vida tiene que ver sobre la familia -explica al Telegraph-. Creo que no lo demás no cobra mucho sentido si no tienes eso. Creo que la soledad es terrible. Es realmente encantador estar bastante asentado».

BODA CON STEWART Y MCCARTNEY / Wood y Humphreys contrajeron matrimonio en una ceremonia íntima en la suite del octavo piso del hotel Dorchester de Londres el 21 de diciembre del 2012. Fueron testigos del «sí, quiero» 45 personas, entre las que estaban tres de los cuatro hijos del músico y dos de sus grandes amigos: Rod Stewart, que fue padrino de la boda, y Paul McCartney.