20 oct 2020

Ir a contenido

SENTENCIA DEFINITIVA

El Supremo rechaza la demanda de Rocío Carrasco contra su exmarido

El tribunal considera "veraces" las acusaciones de infidelidad que lanzó Antonio David Flores contra la hija de Rocío Jurado

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha decidido desestimar definitivamente la demanda interpuesta por Rocío Carrasco Mohedano contra su exmarido, Antonio David Flores, al concluir que las acusaciones de infidelidad vertidas por el exguardia civil contra la hija de Rocío Jurado en varios programas de televisión de la cadena Telecinco eran "veraces".

En la sentencia, que se ha hecho pública este lunes, el Supremo también rechaza que se violara el derecho a la intimidad de Rocío Carrasco ya que considera que con su comportamiento la hija de Rocío Jurado ya había despojado del carácter privado las informaciones relativas a la crisis de su relación conyugal.

El tribunal determina que en este caso debe prevalecer el derecho a la libertad de expresión frente al derecho al honor y a la intimidad. La sentencia subraya que Antonio David Flores ejerció la libertad de expresión "de forma legítima" porque "la información transmitida era veraz". "La prueba documental aportada al proceso evidencia que Carrasco mantenía de manera abierta y pública una relación de afectividad fuera de su matrimonio", indican los magistrados de la Sala de lo Civil.

En 'Salsa rosa' y 'A tu lado'

Rocío Carrasco y su actual pareja, Fidel Albiac, demandaron a Antonio David Flores, a Telecinco y a la productora Gestevisión por presunta intromisión ilegítima en su derecho al honor y a la intimidad después de que el antiguo agente de la Benemérita llamará "infiel" a su exmujer en varios programas de Salsa Rosa y A tu lado, emitidos entre el 10 de julio del 2003 y el 12 de febrero del 2005. "Les pillé, me fue infiel", dijo Flores en repetidas ocasiones.

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Alcobendas (Madrid) estimó parcialmente la demanda y condenó a Antonio David Flores a pagar una indemnización de 6.000 euros. Rocío Carrasco y Fidel Albiac solicitaban un total de 600.000 euros. Esta resolución fue revocada en junio del 2009 por la Audiencia Provincial de Madrid. Los magistrados de la Sala de lo Civil, presididos por Juan Antonio Xiol Ríos, confirman ahora la absolución de Flores y desestiman definitivamente la demanda interpuesta por la hija de Rocío Jurado.