EL AMO DE LA FÓRMULA 1 ACABA EN EL HOSPITAL CON HERIDAS LEVES TRAS SER ATRACADO EN LONDRES

Paliza y robo a Ecclestone

Ecclestone, de 80 años, y su novia, la modelo y abogada Fabiana Flosi, de 31 años, en agosto en Croacia.

Ecclestone, de 80 años, y su novia, la modelo y abogada Fabiana Flosi, de 31 años, en agosto en Croacia. / GTRES

2
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE / LONDRES

El patrón de la fórmula 1, Bernie Ecclestone, se ha recobrado rápidamente de las heridas leves sufridas durante el robo en plena calle del que fue víctima la noche del miércoles en Londres. Cuatro ladrones abordaron al magnate, de 80 años, y su novia, la abogada y modelo brasileña, Fabiana Flosi, de 31, cuando ambos salían de la sede central de la empresa del multimillonario, Formula One Holdings, situada junto a Hyde Park, en el barrio superchic de Knightsbridge.

La zona posee algunos de los comercios más famosos del mundo, como los almacenes Harrods y Harvey Nichols, y algunos de los mejores hoteles y restaurantes de la capital. La banda estaba esperando a la pareja y golpeó a Ecclestone hasta hacerle caer al suelo. Después despojó a ambos de joyas y relojes por valor de 237.000 euros y se dio a la fuga. El empresario tuvo que ser trasladado al hospital, donde fue asistido de rasguños en la cabeza y otros golpes antes de ser dado de alta.

Su hija Tamara, de 26 años, aseguró ayer que su padre ya se había repuesto del incidente. «Está en la oficina trabajando como siempre. Es horrendo que vivamos en una sociedad donde ocurren este tipo de cosas. Es odioso que alguien pueda atacar un hombre de esa edad», afirmó. Según Tamara, unos amigos suyos habían sufrido un asalto similar en la misma zona la pasada semana.

Noticias relacionadas

SIN GUARDAESPALDAS / El multimillonario británico, con una fortuna valorada en 3.000 millones de euros, no llevaba ningún tipo de protección ni iba acompañado de guardaespaldas, a pesar de que ya había vivido un incidente similar hace cuatro años. El robo también se produjo entonces en plena calle, mientras aparcaba su nuevo Mercedes Benz CLS 55 AMG a las puertas de su casa en Chelsea. El modelo de Mercedes era el primero que había llegado al Reino Unido. Los ladrones se llevaron dos de las ruedas del coche. Hace un mes, cuando el excampeón del mundo de fórmula 1 Jenson Button sufrió un intento de robo antes del Gran Premio de Brasil en Sao Paulo, Ecclestone declaró que Londres podía ser tan peligrosa como la ciudad brasileña y puso el ejemplo de los robos que cada día se cometen en la avenida comercial de Oxford Street.

El pasado año, otro incidente le salió mucho más caro: el divorcio de su mujer, la croata Slavica. El acuerdo se saldó con 640 millones de euros para la exmodelo de Armani. Slavica también se quedó con un avión privado valorado en 43 millones. «Tampoco es tanto dinero», dijo quien maneja a su antojo el lucrativo negocio de la fórmula 1. El matrimonio tuvo dos hijas, Tamara y Petra, que estuvieron celebrando en octubre los 80 años de su padre. «No me importa la edad. La edad no es nada. La gente me hace reír cuando habla tanto de la edad», explicó entonces Ecclestone, que vive desde hace un año con su novia.