LA ESTRELLA, QUE PROMOCIONA EL FILME 'LOS OTROS DOS', HA HECHO TURISMO DE INCÓGNITO POR LA CIUDAD

Eva Mendes, fan de Barcelona

Eva Mendes, ayer, en el restaurante L’Escamarlà, a la hora de la comida. A la derecha, la actriz, en el paseo de Gràcia, justo a la altura de la Pedrera (a su espalda).

Eva Mendes, ayer, en el restaurante L’Escamarlà, a la hora de la comida. A la derecha, la actriz, en el paseo de Gràcia, justo a la altura de la Pedrera (a su espalda). / sergio lainz

Se lee en minutos

JULIÁN GARCÍA / Barcelona

Eva Mendeshabía venido solo una vez a Barcelona, en el 2005, para promocionar, en compañía deWill Smith, la comediaHitch, especialista en ligues. Apenas tuvo tiempo de nada. «Solo trabajo y trabajo», recuerda la actriz a este diario. Un lustro después,Mendes ha vuelto a Barcelona para promocionar otra comedia, la hilarante Los otros dos, deAdam McKay,pero con la diferencia de que lleva en la ciudad desde el viernes pasado y, en estos días de turismo de incógnito, ha caído rendida, de forma casi arrebatada, a la fotogenia de la Barcelona deGaudí.«Me encanta, me encanta esta ciudad. ¿Tú eres de aquí?», pregunta la diva al periodista. La tímida respuesta afirmativa provoca enMendesun divertido gesto de exclamación, con los ojos y la boca abiertos de par en par, como queriendo destacar la buena fortuna de quien puede vivir cada día en Barcelona.

Quizá influía en su euforia el hecho de que la conversación conMendes(para una entrevista que publicará mañana este diario) tenía lugar en la espectacular planta 26 del Hotel W, a la hora del mediodía, con un precioso cielo azul perlado de nubes de algodón que quitaba el hipo casi tanto como la belleza, sencillamente irresistible, de la actriz de origen latino. «Estas vistas al mar... ¡Qué bonito! Al principio, cuando me trajeron al hotel y lo vi por fuera, no me acabó de gustar. Lo vi muy grande, me pareció un poco feo. Pero fue entrar, subir a la habitación y... ¡qué cosa más linda!», explica la muy simpáticaMendes,de 36 años, vestida para la ocasión con un precioso vestido marrón con topos rosa.

Noticias relacionadas

SAGRADA FAMÍLIA / Durante estos días, la actriz se ha relajado con largos paseos por los lugares más turísticos de la ciudad: la Sagrada Família, la Pedrera, la Casa Batlló, las Ramblas, el barrio de la Ribera... «Sí, sí, he paseado mucho. Fuirambleandoy el sábado vi la Sagrada Família». ¿Sabrá que el Papa estuvo ahí el domingo? «Sí, y almorcé con él», dice, por supuesto, en tono de broma. «Entré dentro de la Sagrada Família y fue muy emocionante». La actriz declara su fascinación porGaudí, pero asegura haber descubierto otras muchas virtudes en la ciudad de nuestros desvelos. «La Pedrera me tiene como loca. A mí, ¿sabes?, me encanta la arquitectura deGaudí, pero no sabía que tuviérais tanta arquitectura modernista. Tenéis eso y tenéis el mar. Es perfecto...», musita la diva.

Antes de ir a Madrid a seguir promocionando Los otros dos(y tras cambiarse de ropa),Mendes dio ayer un último paseo por Barcelona. Comió al aire libre en L'Escamarlà, en la playa del Bogatell, y después anduvo por el paseo de Gràcia, Pedrera incluida, por descontado.