Ir a contenido

LA DISEÑADORA CELEBRÓ UNA FIESTA PARA INAUGURAR EL LOCAL DE LA RUE FAUBOURG SAINT HONORÉ

Rosa Clará abre en la calle más codiciada de París

FERRAN IMEDIO
PARÍS

La Rue Faubourg Saint Honoré de París es, junto a los Campos Elíseos, la calle más cara del Monopoly francés. Normal; allí el glamur no se respira, se toca. Es la calle donde está el palacio del Elíseo, y en sus dos kilómetros de longitud han lucido siempre los escaparates de firmas como Chanel, Christian Dior, Jean Paul Gaultier, Louis Vuitton, Hermès, Salvatore Ferragamo,Yves Saint Laurent... Ricos y famosos compran ahí sus piezas de ropa y complementos. Y allí se ha plantado Rosa Clará con una nueva tienda, justo en el número 88. Será su primer establecimiento en la ciudad de la luz. Ni más ni menos que 600 metros cuadrados sin lujos, llenos demodernidad, encanto y sobriedad, en los que se ha pensado cada rincón; los probadores, por ejemplo, dan cabida a la novia y a sus familiares.

A la inauguración del establecimiento asistieron 500 personas, entre clientes españoles que viajaron hasta París para arropar a la diseñadora, miembros de la alta sociedad parisina y alguna que otra cara conocida. Fue el caso de Cinthya Rossi (hija de Carmen Martínez Bordiú y el anticuario Jean Marie Rossi) y de su hermanastra Marela (que hará abuelastra a la nieta de Franco por segunda vez el año que viene), Ludmilla Pérignon (de la familia del champán Dom Pérignon) y, la modelo y actriz Marisa Berenson y el director de El lobo, Miguel Courtois (que está preparando su nuevo filme en París). Clará remató la jornada con una fiesta en Le Paquebot, un bateau mouche que se movió al ritmo del grupo de flamenco Malacara mientras navegaba por el Sena.

UN AÑO DE BÚSQUEDA// La diseñadora estaba exultante «aunque nerviosa». «París es la capital de la moda y esta es la calle donde hay que estar. No tengo ninguna duda de que funcionará muy bien», explicó Clará, que tardó más de un año en encontrar un local disponible en la Rue Faubourg Saint Honoré. El que ocupa está, curiosamente, a 50 metros de la tienda de antiguedades de Jean Marie Rossi y enfrente del Elíseo. Que tendrá éxito lo demuestra el hecho de que ya el lunes tuvo cola de clientes en la tienda, abierta hace 15 días. Allí las futuras novias encuentran toda la colección de Clará y vestidos Del Pozo, Lacroix y Lagerfeld, uno de cuyos trajes es el más caro del local: vale 6.000 euros.

La apertura de la tienda de París demuestra que el Grupo Rosa Clará, creado en Barcelona en 1995, juega en la primera división de la moda nupcial y no entiende de crisis. Acaba de abrir un nuevo establecimiento en Lisboa y durante este trimestre abrirá en Riad,Sao Paulo, Guatemala, Beirut, Costa Rica, Bahrein, Panamá y otros nueve locales en España. La firma cuenta también con más de 1.500 puntos de venta en todo el mundo a través de tiendas multimarca. «A veces –sonríe– ya no sé ni dónde tengo las tiendas».

0 Comentarios
cargando