El recién ascendido

Juventud y talento para consolidar al Girona en Primera

  • Míchel lidera desde el banquillo un bloque que quiere mantener la categoría sin sufrimiento a pesar que debutará el domingo en València con muchos fichajes pendientes que permitan un salto de calidad.

Míchel, durante la pretemporada del Girona.

Míchel, durante la pretemporada del Girona. / GIRONA FC

3
Se lee en minutos
Jordi Roura

Aún no han pasado dos meses de aquel 19 de junio inolvidable en Girona con los ascensos del fútbol y el baloncesto cuando el balón empieza a rodar para los jugadores de Montilivi este domingo en Mestalla. Parecía imposible, después de haber disfrutado de la Primera División dos temporadas (2017/18 y 2018/19), volver a la élite, pero ahí están los rojiblancos de vuelta después de romper ante el Tenerife su particular maldición con los 'play-off'. Para el regreso aseguran que han aprendido la lección, sobre todo después que se bajara a Segunda en 2019 cuando se daba por hecha la salvación después de una funesta racha de 3 puntos de 30 en los últimos diez partidos.

Advirtió Quique Cárcel que seria un mercado estival lento, en el fondo, como los anteriores, y no mintió porque el Girona se presentará el domingo en València aún con muchos frentes abiertos. Míchel, el técnico del ascenso, vuelve a liderar el proyecto desde el banquillo y a pesar de no poner excusas espera la llegada de uno o dos porteros, otros tantos mediocampistas, un lateral izquierdo y un delantero antes que el mercado ponga el cierre.

Algo más que Stuani

De momento, el Girona ha construido un bloque de juventud y talento, que mantiene el núcleo del equipo del ascenso, capaz de presentar brotes verdes en la pretemporada, con un nombre propio por encima del resto: Taty Castellanos. El gol, en este Girona de Primera, parece que ya no solo será cosa de un Cristhian Stuani que ha batido records en Montilivi. El joven delantero argentino, cedido por New York City, ha llegado con el aval de triunfar en la liga estadounidense, donde fue máximo realizador, y durante los partidos de preparación vio puerta en tres ocasiones (Andorra, Nápoles y Bolívar). La afición tiene nuevo ídolo.

El resto de llegadas también están marcadas por la juventud y el talento, tales como Miguel Gutiérrez, lateral fichado del Real Madrid; Roro Riquelme, extremo cedido por el Atlético o Yan Couto, que regresa a Montilivi prestado por el City después de ya haber jugado allí dos temporadas atrás, y con el aval de haber firmado una buena campaña pasada en Portugal (Braga).

Las realidades

Noticias relacionadas

Jugadores, estos, que se integran en un equipo que año tras año saca talento joven a relucir y que ya ha convertido en realidades a los defensas Arnau y Santi Bueno, el carrilero Valery o al medio Terrats, y que ya tienen a Ureña, Biel Farrés o Artero esperando su oportunidad. Para no fracasar en Primera también se necesita veteranía y esto es lo que aportarán piezas como David López (Espanyol) o incluso Yangel Herrera (cedido por el City), a pesar de tener solo 24 años, al lado de otros que ya estaban como Juanpe, Aleix García, el portero Juan Carlos o los ahora lesionados Bernardo y Borja García.

Y mientras, con más o menos fichajes, y todavía con la incógnita de como quedará dibujada la plantilla el 1 de setiembre, la que se frota las manos es la afición. El regreso a Primera desató una auténtica locura en la ciudad y esta temporada se batirá el número de abonados (9.700), en un estadio de Montilivi que tendrá capacidad para casi 14.000 espectadores gracias a las ampliaciones que se han llevado a cabo este verano. Nadie se lo quiere perder. Y menos en la histórica temporada en que la ciudad tendrá 4 equipos en la élite: fútbol, baloncesto masculino y femenino y hockey.

Temas

Girona FC