Ir a contenido

decisión oficial

La final de la Libertadores se traslada a Perú

La crisis social que se vive en Chile obliga a trasladar el encuentro entre el Flamengo y el River Plate a Lima

El Periódico

El estadio Monumental de Lima con capacidad para 80 mil personas será la sede de la final de la Libertadores.

El estadio Monumental de Lima con capacidad para 80 mil personas será la sede de la final de la Libertadores. / Universitario de Deportes

Lima acogerá el 23 de noviembre la final única de la Copa Libertadores 2019 entre Flamengo y River Plate, según anunció este martes la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que descartó a Santiago de Chile por la crisis social que impera en ese país desde el 18 de octubre.

La decisión se produjo tras más de seis horas de reunión entre los presidentes de los dos equipos y de las federaciones de fútbol de Brasil, Argentina y Chile, en la sede de la Conmebol que ha explicado el cambio de sede atendiendo a "nuevas circunstancias de fuerza mayor y de orden público" que "cuidadosamente analizadas y evaluadas considerando la seguridad de los jugadores, el público y las delegaciones, motivaron la decisión de llevar" la Copa Libertadores a Lima.

El Monumental de Lima

"La elección del nuevo escenario se apoya en el ofrecimiento del Gobierno del Perú, y en las garantías de seguridad que ha dado", añadió el comunicado. El encuentro se disputará en el estadio Monumental de Lima con un aforo de 80.093.

La Conmebol explicó que la "decisión fue consensuada con los presidentes de Flamengo y River, de las asociaciones de Argentina, Brasil y Chile y se sustentó asimismo en la política de realizar cada una de las finales únicas en diferentes países.

"Conmebol agradece vivamente al Gobierno de Chile la activa colaboración que prestaron las diversas reparticiones públicas para la correcta organización de la Final Única" de la Libertadores 2019. "Deseamos al pueblo chileno y sus autoridades paz y buena voluntad", finaliza el comunicado. Lima era en un principio la sede para la final de la Sudamericana de este año, que finalmente se trasladó a Asunción para este sábado, debido a cuestiones organizativas.