Ir a contenido

incidente en Italia

Balotelli amenazó con irse al vestuario tras unos insultos racistas

Varios futbolistas lo arroparon, el árbitro le retiró una tarjeta que le había mostrado desconociendo la queja y al final acabó el partido

Gastaldello, con peto, trata de convencer a Balotelli para que no abandone el partido.

Gastaldello, con peto, trata de convencer a Balotelli para que no abandone el partido. / EPA/ANSA

Mario Balotelli amenazó con abandonar el campo este domingo por recibir insultos racistas en la visita del Brescia al Hellas Verona, en un partido de la 11ª jornada de la Serie A acabado con victoria del equipo veronés por 2-1.

Era el minuto 55 cuando Balotelli bloqueó el partido mientras estaba en posesión del balón cerca del banderín del córner, cogió el esférico con las manos y lo lanzó con violencia hacia las gradas y amenazó con dejar el campo, lamentando cánticos discriminatorios.

Retirada de la tarjeta

Fue acercándose a los vestuarios y el colegiado del encuentro, que al principio había amonestado al delantero italiano por coger el balón con las manos durante la acción, retiró su tarjeta tras enterarse de lo ocurrido. Interrumpió el partido durante cerca de cuatro minutos, con los compañeros y los rivales que arroparon a Balotelli y le animaron a que siguiera compitiendo, algo que finalmente ocurrió.

El número 45 del Brescia, que había rematado a un poste en la primera mitad, acabó el partido y firmó el gol del 1-2 después de que el Verona consiguiera una doble ventaja con dianas del italiano de origen colombiano Eddie Salcedo y de Matteo Pessina. Lo hizo con un tremendo derechazo a la escuadra desde la frontal del área y fue su segundo tanto del año, tras el cabezazo marcado al Nápoles en el estadio San Paolo.