03 jun 2020

Ir a contenido

RIVER PLATE - BOCA JUNIORS (2-0)

Copa Libertadores: River Plate confirma nuevamente su superioridad ante Boca Juniors

En la ida de la primera semifinal, los "millonarios" derrotaron por 2-0 a su rival histórico en Argentina

Abel Gilbert

El súper clásico argentino entre River Plate y Boca Juniors.

El súper clásico argentino entre River Plate y Boca Juniors. / EFE

La primera semifinal de la Copa Libertadores de América entre River Plate y Boca Juniors ratificó la primacía del último campeón del certamen frente a su histórico rival. El equipo que conduce Marcelo Gallardo pudo jugar esta vez en Buenos Aires y no en Madrid. El "clásico" se volvió a disputar en el estadio de River y no volaron las piedras ni las bombas de gas lacrimógeno de la policía. Y el local se impuso 2-0 sin mayores sobresaltos. En tres semanas se disputará la revancha. Los "millonarios" corren con una ventaja considerable que los deja en las puertas de una nueva final.

Unas 70.000 personas acompañaron a los locales con sus gritos. La fiesta en las gradas se trasladó pronto al césped por obra y gracia del VAR. Mas cruzó al colombiano Rafael Santos Borré y después de varios minutos de deliberaciones el árbitro brasileño brasileño Raphael Claus decretó el penal. Lo ejecutó el mismo jugador y 1-0. Corrían siete minutos apenas y el anfitrión había encontrado una ventaja.  A 296 días de aquella insólita final de la Libertadores 2018 que River Plate le ganó a Boca Juniors en el Bernabeu volvieron los cánticos burlones: "Tomala vos, dámela a mí, el que no salta, murió en Madrid".

River exhibió desde ese momento una mayor capacidad de inquietar a un Boca Juniors que nunca supo cómo encarrillar la situación. No supo cómo reaccionar frente a la adversidad. Alexis Mac Allister no tuvo la chispa que esperan sus compañeros. Wanchope tampoco arrimó peligro a la portería defendida por Armani. Gustavo Alfaro, el míster boquense, decidió que Carlos Tevez abandone el banquillo y se vistiera como salvador. Pero esta vez no tuvo esa posibilidad en sus pies.

Los "millonarios" volvieron a golpear en el instante oportuno. A los 70 minutos, Nacho Fernández acrecentó las diferencias tras ser habilitado por Suárez. Como siempre, ganarle al rival de toda la vida supone un festejo que va más allá del juego. Cada hinchada se había preparado para dar rienda suelta a la ironía y la mofa. Pero solo una, la de River, pudo hacerlo.  Cuando la suerte estaba echada, en una de las tribunas del estadio Monumental apareció una gran bandera negrea que lo decía todo: "Mi mayor alegría, tu peor desgracia... QEPD". 

Las alineaciones

River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Javier Pinola, Milton Casco; Enzo Pérez, Ignacio Fernández, Exequiel Palacios, Nicolás De la Cruz (m.85, Julián Álvarez); Rafael Santos Borré (m.65, Ignacio Scocco) y Matías Suárez (m.44, Lucas Pratto).

Entrenador: Marcelo Gallardo.

Boca Juniors: Esteban Andrada; Marcelo Weigandt, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Más; Iván Marcone; Franco Soldano (m.55, Carlos Tevez), Nicolás Capaldo, Alexis Mac Allister (m.77, Mauro Zárate), Emanuel Reynoso (m.72, Eduardo Salvio); y Ramón Ábila.

Entrenador: Gustavo Alfaro.

Las incidencias del partido

Goles: 1-0, m.7: Rafael Borré, de penalti. 2-0, m.70: Ignacio Fernández.

A 296 días de aquella insólita final de la Libertadores 2018 que River Plate le ganó a Boca Juniors en Madrid,