OCTAVOS DE FINAL

Robben reconoce el piscinazo y pide perdón

El jugador holandés añade que en la primera parte le hicieron dos penaltis en la misma jugada

Robben se deja caer ante Márquez en los últimos minutos del partido de octavos de final contra México.

Robben se deja caer ante Márquez en los últimos minutos del partido de octavos de final contra México. / AP / WONG MAYE-E

1
Se lee en minutos
JOAN DOMÈNECH / Río de Janeiro (Enviado especial)

Arjen Robben ha reconocido este domingo, tras provocar el penalti que ha dado a Holanda la victoria y el pase a cuartos ante México, que se ha tirado. "Quiero pedir disculpas. Me he tirado a la piscina", ha dicho el delantero holandés.

Noticias relacionadas

Quizá la dura sanción a Luis Suárez -la falta de arrepentimiento fue una de los argumentos de la FIFA para el castigo- haya empujado al exjugador madridista a reconocer que no ha actuado con limpieza en esa jugada. "A veces piensas que te van a dar una patada, pero no debería haberlo hecho. He sido realmente estúpido", se ha fustigado el jugador del Bayern.

Dos patadas sin castigo

Robben, no obstante, ha recordado también que en la primera mitad sí ha sido víctima de un claro penalti en una jugada en la que se ha llevado dos patadas, sin que el colegiado, Pedro Proença, viera ninguna de ellas. "Me pegan en la espinilla y lueva me vuelven a dar otra vez. Si eso no es penalti, yo no sé de fútbol", ha reprochado.