Impacto visual de una de las urbanizaciones de Begur con las islas Medes al fondo. 

Catalunya blinda sus costas ante el urbanismo voraz

EL PERIÓDICO