Pere Aragonès (a la izquierda), abraza al presidente de ERC, Oriol Junqueras, tras ser investido presidente de la Generalitat, el 21 de mayo.

La Nueva Legislatura Catalana

EL PERIÓDICO