Abro hilo

Se rompe antes Camavinga que España

La lesión del jugador del Real Madrid, la investidura y la actuación de Rosalía en los Latin Grammy centran el interés en las redes durante la semana

Camavinga se lesiona

Camavinga se lesiona / AFP

Daniel G. Sastre

Daniel G. Sastre

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Dembélé, más contundente que Pedro Sánchez

A veces las cosas más sólidas se quiebran de forma inesperada. Da igual que hayan mostrado una robustez a prueba de crisis y golpes: basta con la breve irrupción de un irresponsable para que lo que se había construido con tanto mimo y delicadeza salte por los aires en un segundo. Y acaba de suceder: se ha roto Eduardo Camavinga, futbolista de genética privilegiada y esplendoroso futuro, verdadero pulmón del centro del campo del Real Madrid. Parece que no volverá a jugar un partido hasta 2024.

Lo ha lesionado Ousmane Dembélé durante un entrenamiento con la selección francesa. El exjugador del Barça, cuyo paso por el club azulgrana solo se puede calificar de decepcionante, resbala y se cae encima de Camavinga. Se da así el caso de que quizás lo más útil que ha hecho Dembélé para los intereses del Barça ha llegado cuando ya viste la camiseta del PSG, y no la azulgrana. El desconsuelo de los madridistas de X es unánime y tiene un responsable claro. "La posible lesión de rodilla de Camavinga causada por esta caída de Dembélé. Ya se está hablando de MÍNIMO 6 semanas de baja, afectado el ligamento lateral externo. QUIERO MATAR A DEMBÉLÉ", resume en esa red social @RMadridUniido

En cuanto a España, no pasa por su momento social más plácido, pero ahí sigue, entera, incluso después de que se haya confirmado la reelección de Pedro Sánchez. Unos cuantos miles de personas continúan vociferando contra el presidente cada noche frente a la sede de Ferraz, y sus protestas suben de tono. Pero, una vez resuelta la investidura, algunos usuarios de las redes sociales van cerrando la carpeta política y reabriendo la de la Liga de fútbol, en la que han ocupado muchas más horas de su vida. "Si os soy sincero, prefiero que se rompa España antes que Camavinga", admite por ejemplo @Petrelli86.

REAL MADRID - VALENCIA CF

REAL MADRID - VALENCIA CF / Mariscal

Racismo contra el negro de Vox

Pese a que decrece el interés, también en las redes, por las protestas contra la investidura, todavía han tenido un peso importante durante la última semana. Y de entre la multitud de memes que han deparado las movilizaciones -la señora mayor enfundada en una bandera de España que grita como si estuviera poseída, el creciente número de enseñas preconstitucionales, los manifestantes que casi llegan a las manos por diferencias respecto al rezo del Rosario- han sobresalido los dedicados a Bertrand Ndongo, el agitador camerunés que se autoproclama "el negro de Vox".

Todo empezó con un tuit del pasado lunes: "Bertrand Ndongo ha sido capturado para ser sacrificado en Ferraz a las 20:00, será nuestro George Floyd". Ndongo goza de muchísima popularidad entre los simpatizantes de Vox, porque su aspecto y el hecho de que milite en el partido de Santiago Abascal contribuye de forma impagable a relativizar las proclamas antiinmigración de la formación. Así que la broma se viralizó enseguida, pero eso tuvo consecuencias inesperadas, o no tanto: varios mensajes de los que participaron en la chanza colectiva tenían tintes claramente racistas. Imágenes de monos o de niños negros intentando conectarse a internet con un plátano en vez de con un móvil convivieron con la gente que sí quiso participar de la broma sin caer en el odio, como la joven que proclamó en una intervención televisiva que ha tenido muchísimo éxito: "Han matado a Bertrand Ndongo, el negro de Vox, pero como no es de la izquierda no dicen nada".

Al final, el propio Ndongo salió a aclarar la situación con un mosqueo evidente. "Estoy vivo, no tiene gracia. Tengo mi teléfono 'petao' de gente llorando. El negro está más vivo que nunca", dijo en X. Y después siguió acudiendo todas las noches a las protestas de la calle Ferraz. 

Bertrand Ndongo

Bertrand Ndongo / X

Me quedo con Rosalía

Rosalía fue una de las principales atracciones de la gala de los Latin Grammy, como lo es de cualquier sitio donde vaya. A su magnetismo habitual, la diva catalana añadió una nueva 'cover' de una canción imprescindible de la historia de España: si en los Goya de 2019 cantó una maravillosa versión del 'Me quedo contigo' de Los Chunguitos, el jueves en Sevilla se atrevió ni más ni menos que con el 'Se nos rompió el amor' de 'la más grande', Rocío Jurado.

A diferencia del éxito unánime que cosechó con 'Me quedo contigo', y quizás por la pérdida del efecto sorpresa, algunos usuarios criticaron la versión que Rosalía cantó del clásico de Rocío Jurado. "No seré yo quien diga que lo de ayer de Rosalía, 'meh'. Pero claro, ves a la Jurado cantando esa canción sentada en una silla y te caes de espalda", escribió el viernes en X @Fourty35, por recoger uno de los mensajes poco satisfechos con la actuación.

Pero a Rosalía habría que tenerle en cuenta algunos factores que engrandecen su intervención. Sobre todo que eligiera el gran himno de las rupturas sentimentales que es 'Se nos rompió el amor' ante una audiencia en la que estaba el que fue su pareja hasta hace unos meses, Rauw Alejandro. Y que incluso cambiara la letra, en lo que pareció un reproche íntimo o una pulla a la falta de empuje del cantante puertorriqueño, cuando cantó: "Se nos rompió el amor, de tanto usarlo... o de no usarlo". Como dijo @kansaita_: "Rosalía se ha puesto un vestidazo, ha escogido una canción de una de las artistas más grandes de España y ha abierto uno de los eventos más importantes en el mundo de la música cantando sobre el desamor delante de su ex. Ole su coño". Rauw Alejandro, que actuó después en la gala, se conformó con el 'Se fue' de Laura Pausini, que también aborda el desamor pero es mucho menos profundo. Y no le cambió la letra.

Rosalía en los Latin Grammy 2023.

Rosalía en los Latin Grammy 2023. / RTVE