En Vigo

Un 'youtuber', tras pagar por una empanadilla: "Os llegará una factura de 2.500 euros por la promoción"

El local afectado ha explicado que la trifulca ha supuesto "decenas de puntuaciones negativas" en su perfil de Google

Empanadas de La Fábrica.

Empanadas de La Fábrica.

2
Se lee en minutos
El Periódico

Escena surrealista en uno de los locales más emblemáticos del centro de Vigo. El polémico 'youtuber' Borja Escalona, conocido por sus vídeos en los que se cuela en lugares privados y prueba productos gratis, se encontraba el 9 de agosto transmitiendo en directo por las calles de la ciudad gallega cuando decidió entrar en A Tapa do Barril, un establecimiento popular entre los vigueses por la calidad de sus empanadillas.

En un primer momento, la conversación entre el creador de contenido y el personal es muy distendida. Escalona comenta que el local es una de las recomendaciones habituales del sitio y, tras probar la única empanada que queda en la tienda, dice que "la masa es un espectáculo". Sin embargo, todo se tuerce cuando llega el momento de pagar el producto.

"Solo como cosas gratis"

El 'youtuber' recuerda a la vendedora que antes de comerse la empanada había dicho en voz alta que "solo come cosas gratis" y que le está enseñando la tienda a sus miles de seguidores: "¿Qué tengo que pagarla?", pregunta sorprendido. "Sí, no te la voy a regalar", contesta la chica. "Yo no pincho ni corto, no soy la jefa", asegura.

Finalmente, después de que le hiciesen pagar, el controvertido personaje zanja el tema con una advertencia a la trabajadora: "os va a llegar una factura de mi empresa por 2.500 euros por la promoción que os he hecho".

El establecimiento se defiende

Tras lo sucedido, A Tapa do Barril ha querido pronunciarse públicamente. "Cobrar por nuestro trabajo y no pasar por el aro de esta persona, ha supuesto decenas de puntuaciones negativas en nuestro perfil de Google (personas que nunca han comido ni una de nuestras empanadillas) y llamadas a nuestro negocio insultando a nuestro equipo", explican a través de un comunicado en redes sociales.

Noticias relacionadas

"También ha sido un disgusto para una persona que estaba haciendo su trabajo y que salió de la situación de la mejor forma posible: con profesionalidad y respeto", recalcan.⁣

Además, han aprovechado para condenar este tipo de contenidos: "Desde aquí, queremos dar las gracias a todos los mensajes de cariño que estamos recibiendo y también, alertar del uso que ciertas personas están extendiendo a través de las redes sociales: mensajes y discursos desde el odio y la violencia, desde la falta de respeto y el “todo vale” por el click".