¿Qué te pasaría si te entrenaras como Goku y Vegeta?

  • Un profesor de Ciencia Robótica y Tecnología analiza lo que ocurriría si las personas se entrenaran como Goku y Vegeta, y los comentarios sobre sus conclusiones son desternillantes

SON GOKU. El protagonista de ’Bola de drac’.

SON GOKU. El protagonista de ’Bola de drac’.

4
Se lee en minutos
Cristian M.Villa | Redacción

Bola de Dragón es una serie de anime japonesa que marcó a toda una generación en el mundo. En la Comunidad Valenciana a la mayoría le suena raro llamarla así, o incluso en su nombre en inglés, Dragon Ball, dado que se emitía en la extinta Canal 9 y TV3 y todos la conocían como Bola de Drac.

Las aventuras de Goku y su nutrido grupo de amigos y enemigos cuentan aún hoy con una legión de fanáticos seguidores. Y su nivel de frikismo a menudo alcanza nivel Super Saiyan ("superguerrer" en valenciano).

Tenemos un buen ejemplo en la reciente entrevista publicada en la web oficial de Dragon Ball a Yutaka Hirata, profesor del departamento de Ciencia Robótica y Tecnología de la universidad de Chubu, que explica qué es lo que pasaría, entre otras cosas, de llevarse a cabo el entrenamiento de gravedad al que se someten en la serie Goku y Vegeta. Incluso realizaron algún experimento.

Entre las conclusiones a las que llega el experto, cabe destacar las siguientes

  1. En Dragon Ball, Goku y Vegeta llegan a entrenar bajo unos niveles de fuerza G de 100 y 300.

  2. El profesor Yutaka Hirata también ha hecho experimentos bajo una gravedad aumentada... aunque tan solo a un nivel de 2G.

  3. Explica que inicialmente intentaron hacer experimentos con 3G, pero se corría el riesgo de que la circulación sanguínea se redujera de manera pronunciada y provocara el desmayo de los participantes.

  4. De realizar el entrenamiento bajo una fuerza de 100G sería, literalmente, como si 100 personas con tu mismo peso se pusieran sobre ti, lo que acabaría provocando que todos tus huesos se rompieran.

  5. Entrando un poco más en detalle sobre el punto anterior, Hirata expone que "asumiendo que la fuerza gravitacional se aplica de manera vertical, tu corazón y pulmones no podrían funcionar dada la fuerza que te empuja contra el suelo, lo que a su vez frenaría la circulación sanguínea hacia tu cerebro y, como consecuencia, te desmayarías. Al mismo tiempo tus huesos y músculos sufrirían un daño atroz. Así que, en la remota posibilidad de que no te desmayaras, sería imposible en cualquier caso que pudieras aguantar todo eso".

  6. El profesor Hirata especula también que es bastante seguro asumir que hipotéticos seres nacidos en planetas con unos niveles de gravedad mayores que los de la Tierra, seguramente serían más fuertes de lo normal.

No obstante, recuerda, el entrenamiento de gravedad no pretende mejorar la masa muscular como tal, sino la red neuronal del cerebro para hacer que se puedan mandar mensajes más precisos a todos los músculos del cuerpo.

Si te ha parecido que el estudio y sus conclusiones son, como mínimo, extravagantes, no te pierdas algunos de los comentarios que ha generado la publicación entre el público hispano, dando muestras de que se conocen la serie al dedillo y, sobre todo, se la toman muy en serio. Quizá demasiado:

Un usuario llamado Israel argumenta que "seguramente de existir una raza guerrera parecida a los Saiyan, su capacidad de aumentar su fuerza y resistencia sería parecida a la de Lobezno de regeneración, en la que cuando se rompe un hueso la soldadura es más fuerte, o como cuando practicas de forma adecuada impactos como los puñetazos, la compresión del hueso y descompresión generan nuevas células haciendo el hueso más fuerte ante esos impactos".

Otro, que se presenta Jessoo Smoke, añade: "De hecho sí tiene razón en lo de que otros seres que nacen en otros planetas sean más resistentes como lo son Goku y Vegeta, ya que en una ocasión Yamcha quiso entrenar igual con la gravedad aumentada y casi se mata, apenas pudo desactivar la gravedad para no morir".

José Manuel insiste en el mismo argumento: "En sí Goku y Vegeta son alienígenas y, bueno, su anatomía es muy diferente a la humana. Un caso hubo con Yamcha, que por curioso quiso entrar a entrenar en la máquina de gravedad y terminó en el piso, no podía soportar la gravedad de la habitación y se le dificultó al momento de apagar la máquina. Y, bueno, Yamcha es un humano".

Aquí hemos encontrado el momento aludido:

Anderson coincide: "Bueno, cabe resaltar que está comprobado que los guerreros desarrollan cuerpos más resistentes debido al nivel de su entrenamiento. En especial los que practican artes marciales ya que también aprenden diferentes tipos de respiración y en el caso de GoKu y Vegeta son extraterrestres, por lo que no creo que sea tan irreal la visión de Akira Toriyama".

Samuel Navarro aporta una ración de ecología al debate: "Es bueno crear, inventar, pero en el tema de la ciencia y la gravedad terrestre no se debe de jugar. Dicen que nada es imposible, pero se trata de no lastimar la vida terrestre, que ya empieza a estar castigada. Si no, ¿por qué hace tanto calor en el mes de septiembre? A ese paso pasaríamos la Navidad en las playas y piscinas. Podríamos probar a ponernos peso encima para ejercitarnos con gravedad".

Gregorio Arriaga zanja la discusión: "Lo del entrenamiento con G300 es algo fantasioso, como que haya seres capaces de cargarse su propio planeta con una sola descarga de su Kia. ¿Os imagináis que existieran seres así aquí en la Tierra? El planeta ya hubiera desaparecido en infinidad de ocasiones (aquí nos estamos cargando el planeta, pero de otra forma más lenta...)".

Noticias relacionadas

Pero, ojo, que hay más de un youtuber que también ha abordado el asunto seriamente:

Temas

Cómic