Santoral católico

¿Cuándo se celebra el día de San Patricio? Origen y tradiciones de esta festividad

  • Los cánones mandan que hay que vestir de verde y llevar un trébol de tres hojas para honrar al patrón de Irlanda

Dos personas celebrando las fiestas de San Patricio en 2009 en Barcelona.

Dos personas celebrando las fiestas de San Patricio en 2009 en Barcelona. / Joan Puig

Se lee en minutos

El Periódico

El día de San Patricio se celebra anualmente cada 17 de marzo para conmemorar y celebrar el día del patrón de Irlanda. En realidad, como sucede con casi todo el santoral católico, es el día en el que Patricio murió, en el siglo V. Las celebraciones se han extendido desde la isla europea a todo el mundo con sus celebraciones, entre las que encontramos beber cerveza o vestir de verde (el color de Irlanda).

Pero, ¿cómo se festeja realmente el Día de San Patricio?

Entre la historia y la leyenda

A pesar de que San Patricio, considerado el introductor del catolicismo en Irlanda, acabará siendo el patrón de dicho país, lo cierto es que el personaje en que se basa la leyenda nació en el Reino Unido. En efecto, el hombre no era irlandés y tampoco se llamaba Patrick, sino Maewyn Succat.

Su historia, como muchas otras, mezcla parte de realidad y leyenda. Lo que conocemos sobre Succat se reduce a los apuntes del propio misionero católico, que se calcula que tienen casi 1700 años de antigüedad, y que al largo de los años se ha ido mezclando con las diferentes leyendas y milagros que se le atribuyen a Patricio.

Hijo de un clérigo católico, Succat fue secuestrado por una banda de piratas irlandeses a los 16 años. En aquella época -el año 365-, eran comunes estas prácticas de secuestrar y esclavizar a jóvenes en barcos, que eran obligados a realizar las tareas más pesadas a bordo. Patricio fue uno de estos jóvenes que, durante su cautiverio, trabajó como pastor para la tripulación a la vez que aprendía irlandés.

Según sus propias memorias, el joven comenzó a desarrollar una fuerte conexión con la religión católica durante su vida como prisionero. A través de lo rezos y oraciones que pronunciaba cada noche para escapar de su cautiverio, Succat comenzó a escuchar voces que le hablaban.

Finalmente, por una visión divina que tuvo en sueños, Patrick logró escapar y se ordenó sacerdote en Roma. Años más tarde, un Succat ya adulto afirmó haber tenido una nueva visión en la que Dios le pedía que llevara el cristianismo al pueblo irlandés. Dicho y hecho, Patricio regresó a Irlanda para llevar el Evangelio a sus ciudadanos y, desde entonces, es considerado el introductor del catolicismo en el país.

Posteriormente, a Patricio se le han atribuido diferentes milagros, como que libró a la isla de todas las especies de serpientes.

Una festividad de grandes tradiciones

Cada 17 de marzo se celebran estos festejos, que tratan de honrar la memoria del patrón irlandés en el día de su fallecimiento. Y aunque esta festividad ha desarrollado muchas maneras de celebrarla en todo el mundo, la festividad religiosa tiñe de verde multitud de ciudades.

Es el caso de Chicago, cuyo río se pone de color verde brillante. Varias empresas y familias hacen que, desde hace medio siglo, el río de la localidad estadounidense en vez de azul sea verde brillante ese día.

Los más 'patricios' se visten de verde y se ponen un trébol de tres hojas (verde, por supuesto) en algún lugar visible de su atuendo. Porque el verde es el color oficial de Irlanda y el trébol verde de tres hojas (no cuatro) ha estado asociado a San Patricio casi desde que la iglesia católica irlandesa empezó a festejarlo y considerarlo su patrón. Las tres hojas representaban la Santísima Trinidad. De hecho, es tradición darle un pellizco a aquellos que no utilicen un trébol verde en su vestimenta durante ese día.

Otro complemento indispensable odel Día de San Patricio es la cerveza, en especial teñida de color verde y Guinness, la oficial de Irlanda. De hecho, esta empresa asegura que sus ventas se duplican cuando se celebra ese día.

Sin embargo, la tradición de consumir cerveza también es relativamente moderna: durante la mayor parte del siglo XX, estas celebraciones eran de carácter estrictamente religioso, por lo que se obligaba a cerrar pubs.

Noticias relacionadas

Sí que se permitía durante ese día detener el ayuno de cuaresma, en caso de coincidir, momento en que los irlandeses aprovechaban para consumir alcohol y otros alimentos.

La masiva popularización de la cerveza llegó en 1996, junto al primer desfile multitudinario de San Patricio por las calles de Dublín. A partir de ese momento, el Gobierno irlandés comenzó a promover esta festividad como método para celebrar su cultura y su identidad irlandesa, donde el elemento religioso pasó a un segundo plano.

Temas

Irlanda