30 oct 2020

Ir a contenido

NUEVO ESTILO EN LA POLÍTICA

Kamala Harris, candidata Converse

La aspirante demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos gana adeptos con sus deportivas, un icono de rockeros y 'hipsters'

Laura Estirado

Kamala Harris, en un acto en Davenport, en Iowa, a mediados de agosto, con sus inseparables Converse blancas.

Kamala Harris, en un acto en Davenport, en Iowa, a mediados de agosto, con sus inseparables Converse blancas. / GETTY / JUSTIN SULLIVAN

Las zapatillas Converse se han ganado una fama y no precisamente por serias o por ser un complemento de etiqueta. El imaginario popular las asocia a los jugadores de básquet de los 70 o a las bandas de punk rock de los 90. Su espíritu rebelde y contestario están lejos de lo que podría asociarse con el 'look' anodino y formal de un político. Sin embargo, la senadora afroamericana Kamala Harris ha derribado prejuicios calzándose un par de Converse en multitud de actos de su campaña como aspirante demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos.

Todo empezó en Milwaukee, a principios de este mes, cuando se presentó en un acto electoral con un par All-Star de suela baja de color negro. El vídeo de Harris con las zapatillas clásicas tuvo en pocas horas más de 8 millones de visitas, en cifras, más o menos lo que recauda un buen discurso en los Oscar. Una auténtica pasada.

Inmediatamente, las revistas de moda y estilo le echaron el ojo a esas deportivas tan cómodas como estilosas con las que Harris suele pisar con garbo muchos de sus actos públicos. Al fin y al cabo la moda siempre ha sido una herramienta de comunicación política, y eso lo saben bien los asesores de gabinete: cada movimiento del candidato es cuidadosamente estudiado por todo su equipo, incluidos sus tuits, su peinado, maquillaje y también, por supuesto, su calzado.

Decía hace unas semanas Ramón Lobo en este diario, en su artículo 'Kamala Harris: guante de seda, puño de hierro', que ella aporta lo que no tiene Joe Biden: "Juventud (55 años frente a 78), carisma, energía y futuro. Es una mujer fuerte, directa e implacable, y simpática, virtud que gusta mucho en su país. Reforzará el apoyo femenino y el de las minorías, que ya estaban con Biden. Puede ser capital en el voto suburbano, clave en los estados que decidirán el ganador de las elecciones". Su 'look' con zapatillas con cordones refuerza precisamente esa idea.

Harris es fan de las Converse desde hace años, las tiene blancas, negras, de cuero y hasta un par de lentejuelas. / INSTAGRAM

Vieja obsesión

La obsesión de la senadora afroamericana por las zapatillas no es nueva ni una estrategia de última hora para sumar votos. La hija de jamaicano e india, ambos académicos involucrados en los derechos civiles, hace dos años le explicó a la revista 'The Cut' que tiene "una colección de Converse", que incluye un par de cuero negro, un par blanco, que usa haga calor o frío, y unas con plataforma que suele combinar con sus trajes pantalón [otra indumentaria que puso de moda Hillary Clinton en la campaña de hace cuatro años]. Hasta con lentejuelas las tiene, si bien las que más acostumbra a lucir son las clásicas negras y blancas. 

Y con ellas, la candidata preferida de Hollywood -Dwayne Johnson, 'la Roca'Whoopi Goldberg, Rita MorenoRita MorenoAmy Schumer y Sarah Paulson son fans declarados-, lleva meses recorriéndose todo el país. Se la ha visto bailar con ellas en el encuentro anual de los demócratas Des Moines Steak Fry, en el 2019, en Iowa, o sobre el escenario, en el desfile del Orgullo en San Francisco, también el año pasado. Pero no ha sido hasta que se ha convertido en candidata que no se ha ganado el apodo de "jefa" por su calzado.

Después del exitazo de su primer acto de campaña, el 7 de septiembre pasado, en Milwaukee, subida a unas Chuck Taylor All Star Converse en negro, solo se las ha quitado por unas Timberlands para recorrer las zonas arrasadas por los incendios de California y Oregón.

Irradia "confianza"

La experta en moda y estilista política Lauren Rothman asegura en una entrevista con 'Elle' que "las mascarillas, las arrugas, las mangas subidas... son opciones de estilo que indican que un nuevo uniforme está evolucionando en campaña". Según la experta, con sus Converse Harris está "irradiando confianza y reclamando la participación de la gente". Y remacha: "Su amor por esta marca estadounidense icónica y asequible es audaz y gana en simpatía entre la audiencia durante una época realmente desafiante".

Las zapatillas de Harris se han convertido en un icono, en una 'marca de la casa'. Además tienen un valor añadido, pues nunca antes una política había usado tanto unas deportivas en su agenda pública. "No es fácil andar por las cuestas de San Francisco con tacones. Sus 'chuks' son una opción perfecta que aúna su estilo personal con el entorno", subraya la misma estilista.

Las Converse no necesitaban esta publicidad, pues ya se venden más de 100 millones de pares cada año. Sin embargo, que Harris se las calce tan a menudo no ha hecho sino ponerlas aún más de moda. Quién sabe si después del primer martes de noviembre, las míticas deportivas de rockeros y 'hipsters' serán también el símbolo del triunfo.