22 oct 2020

Ir a contenido

EL REY DE LOS MEMES

Muere 'Longcat', el último de los aristogatos de internet

Su nombre se une al de otros mininos famosos que han desaparecido recientemente, como Grumpy Cat y Lil Bub

El felino, de 65 centímetros desde las patas a la cabeza, se hizo popular en los primeros montajes virales de principios de siglo

El Periódico

Muere 'Longcat', el último de los aristogatos de internet

TWITTER

'Longcat', el gato largo conocido como el rey de los memes desde principios de los 2000, ha muerto en la ciudad de Kochi, en Japón, donde vivía desde hace 18 años. Su estirado cuerpo -medía 65 centímetros desde la cabeza a las patas-, su pelo blanco y su pose, con las pezuñas levantadas, le convirtieron en un icono de los primeros montajes virales de este siglo.

Shiroi, que significa "blanco" en japonés, y que era su verdadero nombre, alcanzó fama internacional a partir del 2005, entrando por derecho en el olimpo gatuno, donde ya habían grabado con cincel el nombre de otros famosos felinos, véase, la gruñona ''Grumpy Cat', o la pequeña 'Lil Bub'. Estas dos gatitas pasaron a mejor vida el año pasado, tras dejar desolados miles de fans en Youtube e Instagram, así como un buen colchón económico a sus dueños, ya que las mascotas tenían líneas de 'merchandising', contratos de publicidad y hasta protagonizaron videoclips y películas.

Este no fue el caso de 'Longcat', cuya gloria no se tradujo en pingües beneficios para su dueña, si bien algunos diseñadores llegaron a utilizar su imagen para estamparla en largas toallas de ducha.

El pasado domingo, cuentan medios asiáticos, el aristogato se sintió mal y la dueña lo llevó a la clínica veterinaria. Su estado era tan débil, que murió a las pocas horas, explica el 'Stand News'. 

Más alto que el Burj Khalifa

'Longcat' era un gato más estilizado de lo normal, pero los internautas aún lo hicieron más grande en sus montajes.  En algunos de los más populares, el minino superó la altura del rascacielos más alto del mundo, el Burj Khalifa de Dubái, y hasta traspasa los límetes de la atmósfera. Y hasta se las vio con Godzilla.

La noticia de su muerte ha entristecido a los amantes de los memes, que le han dedicado cariñosos mensajes de despedida.



OTROS GATOS QUE ALCANZARON FAMA MUNDIAL

'Grumpy'

El pasado mayo, a los 7 años, estiró la pata 'Grumpy' (por su cara de cabreo perpetuo). Tenía casi 12 millones de fans en las redes. En vida, 'Salsa Tártara' -su verdadero nombre-, llenó la vitrina de premios: en el 2012 se la consideró el "felino más influyente" para la MSNBC, el meme del año para 'Buzzfeed', en el 2013, y el premio Golden Kitty del festival de vídeos de gatos en internet. Fue gato de portada del 'The Wall Street Journal' en mayo del 2013 y del 'New York Magazine', cuatro meses después. Hizo una película, 'Grumpy Cat's Worst Christmas Ever', en el 2014, que contaba las aventuras de un gatito cascarrabias que ayuda a encontrar el espíritu navideño a una niña. También protagonizó un anuncio televisión de Honey Nut Cheerios, y se convirtió en modelo de Friskies, la marca de comida de gatos. De 'Grumpy' hay en el mercado hasta perfumes, zapatillas, tazas, camisetas y libros. Fue uno de los animales más ricos del planeta, se decía que amasó una fortuna de 100 millones.

Lil Bub

La gata con enanismo, de grandes ojos y lengua siempre a la vista murió a los 8 años con casi dos millones y medio de fans en el contador de Instagram. Diarios de todo el mundo, como 'The New York Times', le dedicaron una necrológica. Gracias a su fama, su dueño puso en marcha varias iniciativas en favor de los animales callejeros, como el primer fondo nacional de mascotas con necesidades especiales. También participó en investigaciones genéticas y biológicas. "Ayudó a recaudar más de 700.000 dólares para animales con problemas", recordó a la prensa su afligido dueño. Y es que la gatita se ganó el cariño hasta de reconocidos músicos, llegando a grabar una colaboración con Snoop Dogg en Meow the Jewels', un álbum remix con sonido gatuno. También vendía 'merchandising': ositos de peluche, camisetas, tazas y calendarios.