05 ago 2020

Ir a contenido

'CRISS CROSS'

"Trabajar en el rodaje del vídeo de los Rolling Stones en Ibiza ha sido tocar el cielo"

Ibiza es una de las localizaciones de la última producción de la banda británica, en la que han participado Eduardo de Miguel y Raúl Novella

El trabajo ha sido dirigido por Diana Kunst y protagonizado por la modelo manchega Marina Ontanaya

MAITE ALVITE / DIARIO DE IBIZA

La modelo manchega Marina Ontanaya, protagonista del vídeo de los Rolling Stones ’Criss Cross’ que se ha rodado en Ibiza.

La modelo manchega Marina Ontanaya, protagonista del vídeo de los Rolling Stones ’Criss Cross’ que se ha rodado en Ibiza. / YOUTUBE / THE ROLLING STONES

Ibiza es uno de los escenarios, junto a Londres y Nueva York, que aparece en el videoclip del tema 'Criss Cross', que estrenaron el pasado 9 de julio los Rolling StonesEduardo de Miguel y Raúl Novella, de Ibiza Producciones, han tenido la oportunidad de colaborar en la realización de este trabajodirigido por Diana Kunst y protagonizado por la modelo manchega Marina Ontanaya. La productora ibicenca se ha encargado de la logística y las localizaciones, tal como explica este reportaje del 'Diario de Ibiza'.

El pasado 9 de julio los Rolling Stones lanzaban 'Criss Cross', un tema inédito revisión de una canción grabada en 1972 que venía acompañado por un videoclip que se ha rodado en Ibiza, además de en Londres y en Nueva York.

Admiradores incondicionales de 'sus satánicas majestades', Raúl Novella y Eduardo de Miguel, de Ibiza Producciones, son los dos profesionales de la isla que han tenido la fortuna de participar en este proyecto, dirigido por Diana Kunst, una joven realizadora española que ha trabajado también para Rosalía y Madonna.

"Nunca en la vida hubiera soñado hacer un vídeo para los Stones. Con esto hemos tocado el cielo", afirma De Miguel. La oportunidad se la brindó Mario Forniés, de Blur Films. "Me tienes que hacer la producción local para un vídeo de los Rolling Stones", le dijo por teléfono hace unas semanas. Inmediatamente el ibicenco sintió una alegría desbordante y cierta presión, "era una gran responsabilidad".

Su misión iba a ser la de ocuparse de la logística y las localizaciones en Ibiza. Para llevar a cabo "el plan maestro" se puso en contacto con Novella, que se convirtió en su "brazo ejecutor". El catalán, residente en la isla, estuvo las 24 horas del día con los cuatro componentes del equipo de rodaje, entre los que estaba Kunst y la modelo Marina Ontanaya, alias Guindilla, protagonista absoluta del vídeo. Ejerció de conductor y les proporcionó todo aquello que necesitaban, desde una guitarra a una sandía ibicenca, pasando por una puesta de sol.

La experiencia, recuerda, fue "increíble". Le "impactó" la forma de trabajar de "esta nueva generación", alejada de "la vieja escuela". "No había una planificación estricta a la hora de grabar. Jugaban con lo que sentían en el momento y había espacio para la improvisación", explica. El resultado, para Novella, rezuma "creatividad y libertad artística".

Eduardo de Miguel habla con entusiasmo del trabajo de Diana Kunst y entra en los detalles técnicos. "Todo lo que hace es analógico y luego lo pasa a digital. Emplea unan cámara Arri de 16 milímetros", señala. También alaba a Ontanaya, "es simpatiquísima y muy espontánea y stoniana, totalmente roquera".

El rodaje en Ibiza se llevó a cabo entre el 29 de junio y el 3 de julio. El equipo rodó en muchas localizaciones de la isla, entre ellas, la carretera de Santa Eulària, Platges de Comte, sa Cala de Sant Vicent, es Pouetó, Aigües Blanques y los estanques de ses Salines. Además, aparece la casa que Kunst ha alquilado en la isla, el hotel Romeo's, en Sant Antoni, y Los Enamorados, en Portinatx.

El perro extra

Durante la grabación hubo anécdotas simpáticas como la intervención espontánea de un perro, que aparece nadando junto a la modelo protagonista en Platges de Comte. De Miguel y Novella revelan también que Diana Kunst hace un cameo al final del videoclip. Aparece junto a Ontanaya, con la que mantiene una gran amistad, sumergiéndose en el mar mientras luce al fondo la puesta de sol.

De Miguel se muestra muy agradecido con Forniés y Kunst por dar a Ibiza Producciones la posibilidad de participar en esta producción. "Por fin he salido del reguetón y he entrado en el delicioso rock and roll", comenta con la sonrisa en la boca.