Ir a contenido

Visto en Twitter

La mujer que convierte sus peinados en esculturas

La costamarfileña Laetitia Ky utiliza su cabello para reivindicar el poder de las mujeres y poner fin a los tabús en África

En solo dos años se ha convertido en influencer en Instagram, donde acumula 200.000 seguidores

María Aragón

La mujer que convierte sus peinados en esculturas

Usar el poder de las redes sociales para generar un debate, reivindicar algo y de paso vivir de ello es la tónica general de los artistas influencers, que aprovechan los miles de seguidores que tienen en Instagram para crear una línea respecto a su trabajo. 

En el caso de Laetitia Ky, su poder reside en el pelo. Esta joven de solo 22 años y que ya cuenta con casi 200.000 seguidores en Instagram, utiliza su pelo para hacer esculturas con las que reivindicar el cabello africano de las mujeres que todavía sienten que se trata de un tabú. En un vídeo viral en Twitter, muestra todo tipo de esculturas a través del mismo. 

Todo comenzó en 2012, cuando dejó sus trenzas demasiado apretadas y buscó tutoriales en YouTube. Un mundo nuevo se abrió ante ella. "Descubrí el movimiento natural y me quedé fascinada".

Desde entonces, en su mente solo rondaba la posibilidad de explotar ese concepto y ayudar a las miles de mujeres que se preocupaban por un tema que, dice, es tabú en algunos países africanos. 

El uso de su imagen a través de su pelo le ha convertido en una influencer en Instagram, donde en los últimos meses ha ido mostrado esculturas que aparentemente desafían la gravedad, llamando la atención de miles de personas. Desde trompetas hasta un niño pasando por unas simples manos. Infinidad de recursos con los que alimentar las fotografías de sus redes sociales.

Nacida en Abidjan, Costa de Marfil, sintió que su espacio estaba en el mundo de la moda y comenzó a explotarlo documentándose a través de vídeos de YouTube, plataforma a la que ha estado ligada en los dos últimos años. 

Tratando de ser original, buscó en su pelo la forma de crear arte. "Me inspiré en formas tradicionales de vestir y peinar que se han borrado por completo", explicó en una entrevista en CNN Style. "El cabello rizado es un tabú para algunos africanos. Quiero mirar a nuestras tradiciones y aprovecharlas", explicó, reivindicando el poder de su cabello. 

 

Sigue a El Periódico en Facebook