En Instagram

La dura experiencia de Hilary Duff con la lactancia: "He llorado mucho, he estado deprimida"

La actriz explica por qué dejó de sacarse leche para su segunda hija a los seis meses

La dura experiencia de Hilary Duff con la lactancia: "He llorado mucho, he estado deprimida"
1
Se lee en minutos
María Aragón

Hilary Duff está cansada de pensar en bucle que es una fracasada por no seguir con la lactancia de su segundo bebé, una niña. La actriz y cantante ha explicado en las redes sociales, a través de una publicación en Instagram, por qué decidió dejarla a los seis meses y las dificultades que le ha supuesto sacarse leche tanto laboral como emocionalmente. 

"Esto es solo para mujeres", advertía en esta publicación donde ha compartido su experiencia. "Soy madre de dos hijos. Mi objetivo era llegar hasta los seis meses de lactancia con la niña (si ella quería) y entonces decidir si seguir".

Pero la cosa no iba a ser tan fácil. "Sacarse leche en el trabajo es una mierda, tengo poco tiempo y acabo haciéndolo en sesiones de peluquería y maquillaje preparando la siguiente escena con muchísima gente alrededor. Pero aunque tuviera un espacio propio y lujoso, necesitaría un descanso", añade. 

"El ruido del sacaleches se te mete en la cabeza día y noche. Y te arranca los malditos pezones. Tienes que encontrar un sitio donde esterilizar los biberones y mantener la leche fría", explica, algo que desconocía de su anterior embarazo porque con su hijo Luca no empezó a trabajar hasta los nueve meses.

 

Además incide en la parte emocional. "Pensaba que era inteligente y racional, pero tenía bajones horribles. Y cuando dejas de alimentar al bebé pierdes la conexión. Me sentí afortunada de estar cerca este tiempo porque sé que muchas mujeres no pueden hacerlo, pero necesitaba un descanso si no quería morir con el estrés de no tener una gota de leche. Estaba frustrada, me sentía una fracasada todo el tiempo".

Noticias relacionadas

Por todo esto, anima a las mujeres a sentirse fuertes y triunfadoras. "Es increíble lo que las madres podemos hacer en un solo día", dice, mientras comenta lo duro que ha sido para ella dejara de dar el pecho. "He llorado, he tenido depresión y no me sentía yo misma. Había algo aterrador, con bajones horribles que achaca a las hormonas. Me siento estúpida por tanto estrés". 

Por último, anima a todas las mujeres a luchar. "Os quiero a todas. Sois superheroínas".